spot_img

173 Canto de alegría por Jerusalén

Date:

Compártelo:

Textos bíblicos: Sofonías 3.9-18 

Una vez más los israelitas se habían desviado y dejaron de seguir a Dios, obedecerlo y caminar como él deseaba que lo hicieran. Como era la labor de los profetas, Sofonías comunicó al pueblo lo que Dios había dicho. Dentro de este libro te encontrarás con llamados de atención, pero también con un canto de alegría, en el que Dios le recuerda a su pueblo una vez más (sí, una más de tantas veces) que él está con ellos, que no les ha abandonado y que los levantará. 

Escúchalo y responde esta pregunta:
¿Cómo te imaginas que estaba la gente al escuchar el canto de alegría del episodio de hoy?

Mientras escuchas, puedes seguir esta lectura con el libro «Siempre conmigo 365»

.

━ Popular

No dejes que el temor te aleje de tu vocación

«El que posee entendimiento ama su alma; el que guarda la inteligencia hallará el bien.» (Proverbios 19.8) Llega un momento en el que debemos tomar...

El canon del Nuevo Testamento — Parte 2

Los escritos de los apóstoles y de los otros seguidores de Jesús (especialmente la mayoría de aquellos escritos que luego se incluyeron en el conjunto que llamamos NT) gozaron desde muy temprano de una calurosa recepción y se convirtieron en fuente de autoridad para los escritores cristianos de los años subsiguientes. Cuando se leen los escritos de los Padres apostólicos puede notarse la presencia, en ellos, de la enseñanza apostólica, tal como la conocemos por los libros ahora canónicos.

En tiempos difíciles

La pandemia que nos ha tocado vivir tiene al mundo entero viviendo en angustia y desesperación. De la misma manera que el rey David...

¡Conéctate con tu Creador!

«Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí...

Miremos las cosas desde otra perspectiva

«Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas. Y en mis alturas me hace andar.» (Habacuc 3.19) Era la...
Artículo anterior172 Oración de Habacuc
Artículo siguiente174 Reconstrucción del templo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí