spot_img

21. Heridas

Compártelo:

Todos llevamos heridas, tanto físicas como en el corazón. Nos traen recuerdos que entristecen y a veces decepcionan. Dios desea que busquemos su ayuda y trabajar en nosotros para cicatrizar nuestras heridas. En este episodio escuchemos cómo Dios puede acompañarnos durante este proceso.

Reto de la semana: Mostremos al señor las heridas que nos duelen y pidamos que las cicatrice.

.

━ Popular

La Biblia en la familia — Parte 1

En estos tiempos, resulta imperioso que las familias abracen la Biblia y encuentren allí la fe en un Dios que es galardonador de los que le buscan

Nuestra responsabilidad como testigos

El peligro que nos acecha es la ausencia de un sentido de responsabilidad personal… es asumir que las cosas no dependen de nosotros… que no es imprescindible que actuemos.

04 No hay nadie como tú

04 No hay nadie como tú

¡Adiós tristeza!

«El corazón alegre constituye buen remedio; mas el espíritu triste seca los huesos.» (Proverbios 17.22) ¡Cuántas cosas pueden entristecernos! Una amistad que se quiebra, problemas...

342 La verdadera riqueza

Este tiempo nos ha enseñado que ser rico no es tener mucho dinero sino tener a nuestra familia sana y unida.
Artículo anterior
Artículo siguiente