spot_img

245 Los judíos rechazan a Jesús

Compártelo:

Textos bíblicos: Juan 10.22-42 

A muchas personas judías les ofendía que Jesús dijera que era el hijo de Dios. Les parecía una gran mentira y ofensa. ¡Incluso estaban dispuestos a matarle lo antes posible! Escuchemos cómo una vez más Jesús fue rechazado. 

Escúchalo y reflexiona sobre esto:
Los líderes religiosos se ofendían porque les costaba creer que un hombre como Jesús fuera el hijo de Dios. Ellos se imaginaban al Mesías muy diferente, y sus pensamientos los cegaban.

Mientras escuchas, puedes seguir esta lectura con el libro «Siempre conmigo 365»

.

━ Popular

Breve resumen de los profetas del Antiguo Testamento

El tema es un testimonio en contra del reino del norte por su apostasía en cuanto al Pacto y su extendida corrupción pública y privada.

¿Vas a empezar un nuevo trabajo?

Cuando experimentamos cambios radicales en la vida, como el cambio de trabajo, puede ser un momento de incertidumbre. Pero tranquilo. La Biblia te dice cómo debes pensar en este cambio.

Pódcast: Uno no es profeta en su propia tierra – Marcos 6

Jesús regresa a la ciudad donde había crecido y se encuentra con la incredulidad de la gente frente a sus enseñanzas y milagros. Como menciona el adagio popular, basado en el texto bíblico “Uno no es profeta en su propia tierra”. Loida Ortiz, junto al Dr. Alfredo Tépox, experto en traducción bíblica, analizaremos Marcos capítulo 6 y te acompañan en este caminar a través del texto bíblico.

Pódcast: La obsesión con el ritualismo – Marcos 7

Muchas veces nos sorprendemos frente a la religiosidad de los fariseos, olvidando que a veces también somos como ellos, creyendo que nuestros actos serán los que nos salven. Duro, sin duda alguna, pero cierto. Loida Ortiz, junto al Dr. Alfredo Tépox, analizan el capítulo 7 del evangelio de Marcos, en el que nos encontramos con la confrontación que Jesús hace a los líderes religiosos por su obsesión con el ritualismo.

03. Adelante

La vida humana está llena de complicaciones y desafíos. A eso sumemos que las palabras hirientes debilitan nuestra autoestima.
Artículo anterior
Artículo siguiente