spot_img

253 Dejen que los niños vengan a mí

Date:

Compártelo:

Texto bíblicos: Marcos 10.13-16 

Durante muchos años, los niños y las niñas han sido vistos como personas sin voz; y antes pasaba muchísimo más. En esta historia escucharemos cómo Jesús se refiere a los niños y les da valor como personas. 

Escúchalo y responde esta pregunta 
¿En qué te gustaría ser más escuchado o escuchada?

Mientras escuchas, puedes seguir esta lectura con el libro «Siempre conmigo 365»

.

━ Popular

¡Somos diferentes e irrepetibles!

¡Pensémoslo! Ningún ser humano en toda la historia se pareció ni se parecerá a nosotros. ¡Porque Dios nos formó como personas únicas y especiales!

Evaluando nuestra vida espiritual

  Introducción Uno de los pilares del ministerio del Señor Jesucristo fue el llamado al arrepentimiento, principalmente en el principio de su ministerio. Juan el Bautista, sin...

Arqueología de la época del Antiguo Testamento — Parte 2

Períodos arqueológicos Tal como vimos en la sección sobre «métodos de excavación», el arqueólogo del mundo de la Biblia busca, en primer lugar, como su...

¿Cuáles son los muros que nos dividen?

«Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación.» (Efesios 2.14) Durante casi treinta años Alemania estuvo...

¿Cómo podemos hablar de Cristo?

«Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.» (Hechos 5.42) Cuando Jesucristo resucitó les...
Artículo anterior252 Hogares destruidos
Artículo siguiente254 El joven rico