spot_img

261 ¡Jerusalén, Jerusalén!

Date:

Compártelo:

Textos bíblicos: Lucas 19.39-44 

Jesús llora porque la gente de Jerusalén no reconoce que Dios está ahí y vienen momentos difíciles para ellos como ciudad. Escuchemos esta historia que se encuentra en Lucas 19.  

Escúchalo y responde esta pregunta 
¿Por qué crees que la gente de Jerusalén no reconoció que Dios estaba ahí?

Mientras escuchas, puedes seguir esta lectura con el libro «Siempre conmigo 365»

.

━ Popular

Pódcast: Uno no es profeta en su propia tierra – Marcos 6

Jesús regresa a la ciudad donde había crecido y se encuentra con la incredulidad de la gente frente a sus enseñanzas y milagros. Como menciona el adagio popular, basado en el texto bíblico “Uno no es profeta en su propia tierra”. Loida Ortiz, junto al Dr. Alfredo Tépox, experto en traducción bíblica, analizaremos Marcos capítulo 6 y te acompañan en este caminar a través del texto bíblico.

La integridad es tu posesión más valiosa ¡no la pierdas!

«La integridad puede ser la posesión más preciosa que tengo, su violación mi más grande pérdida».

278 Jesús y Pilato

No había ninguna razón para condenar a Jesús a la muerte, pero la profecía debía cumplirse y él estaba dispuesto a vivir aquello de lo que había hablado.

Aprendamos de las águilas

«Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.»...

¡No nos dejemos llevar por el conformismo!

El conformismo es uno de los mayores peligros de nuestro tiempo. Quedarnos en la situación en la que estamos, sin ánimos de cambiar.
Artículo anterior260 El gran desfile
Artículo siguiente262 El desalojo del templo