spot_img

334 Ya no somos esclavos sino hijos

Compártelo:

Textos bíblicos: Gálatas 4.1-7 

Cuando nosotros aceptamos a Dios en nuestro corazón adquirimos un nuevo nombre y como una nueva cédula, que nos da muchos beneficios, pero también responsabilidades, pasamos a ser hijos e hijas de Dios. Aprendamos lo que nos dice Gálatas 4 sobre esta nueva posición. 

Escúchalo y responde esta pregunta:
¿Qué es lo que más disfrutas de ser hija o hijo de Dios?

Mientras escuchas, puedes seguir esta lectura con el libro «Siempre conmigo 365»

.

━ Popular

La libertad verdadera

Si deseamos ser libres pongamos nuestra confianza en Jesús y permitamos que él dirija nuestros pensamientos, sentimientos y decisiones.

Aprendamos a establecer prioridades

Una de las claves para triunfar en la vida es aprender a establecer prioridades. Elegir qué cosas serán más importantes y tratar de dedicarles tiempo.

Pódcast: Jesús como el cumplimiento de las Escrituras – Mateo 27

¿Qué relación tiene el Salmo 22 con Mateo 27? Sin duda un punto: Jesús como el cumplimiento de las Escrituras. Loida Ortiz, junto al Dr. Alfredo Tépox, experto en traducción bíblica, conversan sobre este interesante capítulo.

19. Descanso

Descansar no solo significa reposar, también significa dejar en las manos de Dios todo aquello que no podamos controlar. Este tipo de descanso solo...

La talla no importa

«Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.» (Juan 6.37) A veces da...
Artículo anterior
Artículo siguiente