spot_img

¿Por qué vivir distanciados?

Date:

Compártelo:

La pandemia que azota nuestra población ha requerido un distanciamiento físico social. Una medida que ha provocado alegría para quienes disfrutan trabajando desde su casa, pero para otros acostumbrarse a la idea de no poder salir de la casa y compartir físicamente con sus compañeros de trabajo, ha sido deprimente. Por otro lado, quienes tienen niños pequeños en su casa, el poder cumplir 100% con su trabajo se ha convertido en un verdadero reto. Esto sin mencionar la angustia para quienes no han tenido ese privilegio y han tenido que regresar a sus casas con las manos vacías y un futuro incierto de trabajo.

La Licda. Verónica Ochoa, voluntaria del programa de Sanidad del Trauma de la Sociedad Bíblica de Guatemala, nos recuerda que el distanciamiento físico actual es una acción colectiva para protegernos, ¡estás teniendo un gesto maravilloso de amor al quedarte en casa! Además, es una buena oportunidad para compartir del amor de Dios con tu familia ¿De qué forma has compartido del amor de Dios desde casa?

Te invitamos a leer el  Salmos 23.

https://www.facebook.com/sociedadbiblicaguatemala/videos/223505872363984/?__tn__=%2Cd%2CP-R&eid=ARDlCMFp7p4AUWbQqKR0KMjB3-ez5FpenlgzkuyXfBi_32jOXUC6HMxVHTl3EK5VCwl0YVir_3jV6cgK

.

━ Popular

185 Juan el bautista en el desierto

¿Recuerdas a Juan, el primo de Jesús? Él había sido elegido por Dios para ser su profeta. Y él no tenía pelos en la lengua para cuestionar.

La Biblia alrededor del mundo

En el período 2015-2019, las Sociedades Bíblicas Unidas distribuyeron un total de 1800 millones de Escrituras. De ese total, se distribuyeron 184 millones de Biblias completas (13% de ellas fueron descargas de la Internet); 68 millones de Nuevos Testamentos, y 1600 millones de Porciones, término que agrupa pequeños ítems de Escrituras como un libro de la Biblia, un cuadernillo de Escrituras o un folleto con pasajes bíblicos.

La guerra espiritual – Un bosquejo

«Ponte de pie, que me he aparecido a ti porque tú vas a ser ministro y testigo de lo que has visto, y de lo que aún te voy a mostrar.

Nuestra comunidad no está sola

«Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre,...

Nuevas fuerzas

Necesitamos una renovación interior. Por eso, además de examinar cada día nuestro corazón y analizar cómo está nuestra fe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí