Abraham aparece mencionado en las Tablas de Ebla, fechadas 2500 años antes de Jesucristo

Abraham aparece mencionado en las Tablas de Ebla, fechadas 2500 años antes de Jesucristo

Las Tablas de Elba (Siria), descubiertas por los arqueólogos en el palacio del rey Aghrish en 1975, fueron fechadas aproximadamente 2500 años a.C. Estas Tablas brindan una importante información respecto a la historia de las religiones. El aspecto más importante es que contienen nombres de personajes significativos que se mencionan en el Antiguo Testamento, como el de Abraham y el de Sodoma y Gomorra. 
 
El descubrimiento tras miles de años de las Tablas de Ebla y la información que estas contienen es extremadamente importante para la clarificación de la localización geográfica de las sociedades mencionadas en el Antiguo Testamento.

Aproximadamente 2500 años a.C., Ebla era un reinado que comprendía lo que hoy es la ciudad de Damasco y el sudeste de Turquía. Este reinado alcanzó su cumbre económica y cultural, pero posteriormente, como ha pasado con otras grandes civilizaciones, desapareció del escenario histórico. El reinado de Ebla, según los datos obtenidos, era aparentemente el mayor centro cultural y comercial de la época. La población de Ebla fue una civilización que estableció archivos estatales, construyó bibliotecas y registró contratos comerciales de forma escrita. Incluso tuvo su propia lengua llamada «eblaita».

Historia del descubrimiento

La verdadera importancia del descubrimiento del reinado de Ebla es que se lo considera un gran suceso para la arqueología clásica, pues allí se descubren 20 000 tablas y fragmentos cuneiformes. Este hallazgo fue cuantitativamente cuatro veces más importante que todos los textos cuneiformes hallados hasta la fecha por los arqueólogos con respecto a los últimos 3000 años.

Cuando la lengua utilizada en las tablas fue descifrada por el italiano Giovanni Pettinato, epígrafo de la Universidad de Roma, la magnitud de su importancia fue mejor comprendida. Como resultado de esto, el hallazgo del reinado de Ebla y su magnífico archivo estatal cobra importancia no solo para los intereses arqueológicos, sino también para el interés de los círculos religiosos.

Esto último es debido a que junto a los nombres de Talut (Sa-u-lum, Saúl), contiene también los nombres de tres conocidos personajes del Antiguo Testamento: Abraham (Ab-ra-mu), David (Da-u-dum) e Ismael (Ish-ma-il).

La importancia de los nombres en las Tablas de Ebla

Los nombres de los personajes identificados en las Tablas de Ebla son de gran importancia ya que fue la primera vez que se hubieran hallado en documentos históricos de tal antigüedad. La aparición en las tablas del nombre de Abraham avala su existencia como personaje histórico de la antigüedad.

Los historiadores actuales analizan las tablas de Ebla desde esta perspectiva, y el descubrimiento se ha convertido en objeto de investigación en relación con la historia de las religiones. David Noel Fredmann, arqueólogo estadounidense e investigador de la historia de las religiones, confirma, basado en sus estudios, los nombres tanto del profeta Abraham como el de Ismael en las tablas.

Además de estos nombres, en las tablas se mencionan otros asuntos y nombres de lugares. Por ejemplo, los nombres de Sinaí, Gaza y Jerusalén, no muy lejanos a Ebla, aparecen también en los textos. Un importante detalle que se comprobó en las tablas son los nombres de Sodoma y Gomorra, y es sabido que Sodoma y Gomorra era una región a orillas del Mar Muerto donde vivió Lot, el sobrino de Abraham.

Scroll al inicio