spot_img

¡Hay muchas maneras de adorar a Dios!

Compártelo:

«La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén.» (Apocalipsis 7.12)

Adorar a Dios es darle nuestro ser y decirle cuánto lo amamos. Reconocerlo como nuestro creador y agradecerle por todo lo que hizo, hace y hará en y por nosotros. Es un contacto íntimo del corazón en el que le dedicamos la vida y todo lo que somos, decimos y hacemos.

¡Hay muchas maneras de adorar a Dios!

¡Hay muchas maneras de adorar a Dios!
Imagen provista por unsplash.com/@hanness

Por ejemplo, a través de la música y las canciones podemos expresarle nuestros sentimientos en forma poética. Nuestro espíritu se regocijará al acompañar las melodías con palabras de gratitud, y puede ser un modo de acercarnos a Dios.

Cuando adoramos a Dios hacemos todo lo posible por agradarlo. Eso hace que además de una actividad específica que practica la iglesia cuando se reúne –mediante distintas manifestaciones del arte– todo lo que digamos y hagamos debe estar lleno de adoración.

Cada vez que las palabras que salen de nuestros labios bendicen a los demás, la actividad de nuestras manos ayuda a mejorar el mundo, y nuestra conducta está de acuerdo con lo que enseña la Biblia acerca de un seguidor de Jesús, ¡nuestra vida es una adoración continua para Dios!

Sumérgete: Los Salmos de la Biblia son canciones que nos recuerdan la necesidad de hablar con Dios y expresarle todo lo que es él para nosotros. Leamos algún salmo cada día durante nuestro tiempo de oración y utilicemos sus palabras en la adoración.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

47 La última plaga

La terquedad del Faraón llegó a su máximo nivel. Ya no solo había plagas de mosquitos, ranas, sino también estaba dispuesto a ver morir.

Buscar a Dios no debe ser una experiencia momentánea

La bendición y el éxito llegarán como resultado directo de buscar a Dios continuamente en cada etapa de la vida. ¡Su amor jamás se agotará!

La integridad es tu posesión más valiosa ¡no la pierdas!

«La integridad puede ser la posesión más preciosa que tengo, su violación mi más grande pérdida».

La Biblia y la sociolingüística

Al acercarnos al texto bíblico, debemos recordar que el lector o lectora de hoy día no representa el auditorio original del texto fuente, pues los autores bíblicos tenían una audiencia distinta en mente al escribir.

¿Qué idiomas habló Jesús?

Jesús no desplazó el idioma del mercado y del gobierno; tampoco desafió el lenguaje de la sinagoga y del Templo. Pero invitó a sus seguidores a acompañarlo en el lenguaje del hogar y de la intimidad paternal: el idioma que aprendimos desde el regazo de nuestras madres y en los brazos de nuestros padres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí