spot_img

¡Aprendamos a soportar a los demás!

Date:

Compártelo:

«…soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.» (Colosenses 3.13)

¡Aprendamos a soportar a los demás!
Imagen provista por pexels.com/es-es/@olly

«¡No te soporto más!» —le dijo Carina a su amiga Paula después de discutir durante un largo rato sin ponerse de acuerdo. ¡Cada una quería convencer a la otra de que su opinión era la más importante!

Las relaciones interpersonales a veces pueden ser inaguantables y agotan la paciencia. Ese amigo que nos llama por teléfono cada cinco minutos, el compañero que bromea todo el tiempo, la profesora que insiste en darnos tarea adicional para completar en casa, nuestros hermanos que usan nuestras cosas sin pedirnos permiso, nuestros padres que nos recuerdan cuánto nos quieren delante de nuestros amigos, ¡a veces la gente se pone insoportable!

Dios quiere que aprendamos a soportar a los demás. ¿Significa que debemos aguantar a la gente todo el tiempo? Bueno, si bien eso es parte del asunto, no es lo más importante.

Más que nada, «soportar» quiere decir «sostener». Al igual que las patas soportan la mesa o el clavo sostiene el cuadro junto a la pared, debemos soportar a las personas que nos rodean. En otras palabras: ponernos en su lugar, intentar comprenderlas, tenerles paciencia y ayudarlas cuando experimenten problemas y dificultades.

¡Aprendamos a soportar a los demás!

Sumérgete: La paciencia de Dios es infinita y él desea que toda la gente lo conozca en forma personal. Una de las características de los seguidores de Jesús es la paciencia. ¡Pidámosle a Dios que nos ayude a desarrollar ese valor y veremos cómo mejoran nuestras relaciones interpersonales!

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

Pensemos bien antes de hablar

«Lazo es al hombre hacer apresuradamente voto de consagración, y después de hacerlo, reflexionar.» (Proverbios 20.25) «No, yo no hago lo que decía que hay...

9 La barca de Noé

Aún cuando había mucha maldad en el mundo, Dios tenía esperanza en que la humanidad podría ser mejor y diseñó un plan.

¡Sigue adelante!

Nuestro amor a Dios. ¡Él siempre reconocerá nuestro esfuerzo y dedicación! ¡Nos dará una recompensa mayor que los aplausos y los agradecimientos humanos!

331 Cómo resucitarán los muertos

¿Cómo seremos al resucitar e ir al cielo?” Se imaginan con alas, volando; otros piensan que estaremos en las nubes flotando.

Un Dios jardinero

En el inicio del Génesis, la narración muestra a Dios creando el universo. Después de haber hecho al hombre, Dios se detiene a plantar un jardín para colocar allí a su criatura, modelada por sus manos con arcilla y vivificada con amor por el soplo de sus labios. Todo un artesano que toma cuidado de su obra de arte y la dispone para que se multiplique, llene la tierra y la ponga bajo su dominio.
Artículo anterior¿Silencio?
Artículo siguiente¡Sigue adelante!

1 COMENTARIO

  1. EFESIOS 4: 1 AL 6 LA UNIDAD DEL ESPÍRITU.
    ES LA UNIDAD CRISTIANA
    EXORTACIONES A LA UNIDAD:
    1 CO 1:10 ,
    2 CO 13: 11,
    EFESIOS 4:3
    FILIPENSES 1:27,
    1 PEDRO 3:8
    AMEN BENDICIONES UN ABRAZO A LA DISTANCIA. HNO RUBÉN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí