spot_img

¡Basta de apariencias, seamos auténticos!

Compártelo:

«Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.» (1 Samuel 16.7)

¡Basta de apariencias, seamos auténticos!

¿Por qué creemos lo que creemos? ¿Cuál es el impulso que nos lleva a actuar como actuamos? ¿Qué sucede en nuestro interior cuando decimos lo que decimos? ¿Cómo administramos los pensamientos, las emociones y los sentimientos que determinan nuestras relaciones interpersonales?

¡Es hora de ser sinceros!

Son muchas las ocasiones en las que la gente cree de sí misma una verdad a medias, como un alivio momentáneo para ocultar su frustración. Pero tarde o temprano llega el día en que el verdadero ser estalla como si se tratara de un volcán en erupción y sus consecuencias transforman radicalmente el paisaje de la vida.

Por eso, sincerarnos con nosotros mismos es poner nuestra propia alma frente al espejo de la conciencia y dejar al descubierto las motivaciones del corazón. Es reconciliar lo que les mostramos a los demás con la persona que somos en realidad.

¿Por qué pertenecemos a tal religión o profesamos aquella creencia? ¿Cuál es la razón que nos lleva a enojarnos, reír, soñar, descuidar nuestra salud, ser solidarios? ¿Qué ocurre en nuestra mente cuando maldecimos, bendecimos, alentamos, nos quejamos, alabamos, gritamos, susurramos, insultamos, felicitamos?

¡Dejemos de lado las apariencias y vivamos como seres auténticos!

Sumérgete: Nunca le demos lugar a la hipocresía. La honestidad, la transparencia y la autenticidad son las características principales de las personas que deciden confiar en Dios y vivir en plenitud.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

Sostenidos por su mano

Quisiera confesar una caída. Lo he mantenido en secreto demasiado tiempo. No puedo negar el traspié; ni puedo desentenderme de la verdad. Caí. Hubo testigos de mi resbalón. Pueden contártelo. Generosamente, no se lo han dicho a nadie. Preocupados por mi reputación, han mantenido el hecho en secreto. Pero ha sido un secreto durante demasiado tiempo. Ha llegado el momento en que debo contar mi falta.

40 Un bebé en un bote

Un bebé, una mamá, una canasta y una decisión difícil para salvarlo. Esta historia la encontramos en el segundo capítulo de Éxodo.

Un Dios jardinero

«Visitas la tierra, y la riegas; En gran manera la enriqueces; Con el río de Dios, lleno de aguas, Preparas el grano de ellos, cuando así la...

128 El Señor es mi pastor

Hay días en los que pasamos mal, que necesitamos recordar que no estamos solos, que así como un pastor cuida a sus ovejas, Dios cuida de ti.

Pódcast: La resurrección, el evento central de la fe cristiana – Mateo 28

La resurrección de Jesús es el evento central de la fe cristiana. El descubrimiento de la tumba abierta y vacía, y las manifestaciones del Señor resucitado prueban que él está vivo. En este episodio Loida Ortiz, junto al Dr. Alfredo Tépox, analizan Mateo 28, el último capítulo de este evangelio. Si nos has acompañado desde el primer episodio, muchas gracias por ser parte de este aprendizaje.
Artículo anterior
Artículo siguiente

1 COMENTARIO

  1. por eso Jesús les dijo fariseos hipócritas , ya que se esmeraban mas por cuidar sus apariencias
    y ordenanzas para inspirar respeto ante los demás pero Jesús los comparo como sepulcros blanqueados pero llenos de podredumbre ante los ojos de Dios eso somos si vivimos por apariencia y no con sinceridad delante de Dios .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí