spot_img

Busquemos el abrigo de Dios

Date:

Compártelo:

«El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.» (Salmos 91.1)

Busquemos el abrigo de Dios
Imagen provista por Pixabay.com

Es interesante observar cómo las aves cuidan de sus crías. Durante todo el proceso anterior al nacimiento, las crías crecen dentro del huevo bajo el abrigo que les provee su madre.

Allí, en la seguridad del nido construido en las alturas, la madre se posa sobre los huevos para darles calor y extiende sus alas para brindarles abrigo. De esa manera, las avecillas disfrutan de un ambiente ideal y seguro para lograr un desarrollo pleno.

En varios pasajes, la Biblia utiliza esa misma imagen para hablar del cuidado que Dios nos da a quienes confiamos en él.

En la vida habrá ocasiones en las que experimentaremos el dolor, la soledad y la necesidad de que alguien nos comprenda y nos aliente a seguir. Un abrazo en el momento justo, una palabra de ánimo cuando las fuerzas se acaben, un consejo de amigo que nos ayude a tomar decisiones correctas, una felicitación cuando logremos el éxito, un consuelo cuando las cosas no funcionen como deseamos, ¡un abrigo cuando lleguen las tormentas de la vida!

Al creer en Jesús e invitarlo a nuestro corazón, podemos disfrutar del cuidado permanente de Dios en cada etapa y circunstancia de nuestra vida. Así como las aves cuidan de sus crías y no las abandonan, él estará con nosotros en todo momento para alentarnos, fortalecernos y ser nuestro abrigo protector.

Sumérgete: Aunque nos sintamos débiles y sin fuerzas, hablemos con Dios en oración y pidámosle que nos rodee entre sus brazos de amor y fortalezca nuestros corazones. ¡Sigamos hacia adelante confiando en él!

.

━ Popular

141 La unión hace la fuerza

¿has tenido una tarea muy difícil o larga para la que el profesor asigna compañeros? La carga se vuelve muchísimo más liviana.

34 José ayuda a Faraón

La historia de José está llena de momentos especiales, difíciles, esperanzadores y dolorosos, todo lo que vivió lo preparó para esta ocasión.

Dr. Juan Stam: La partida de un teólogo del camino

El gran teólogo, Dr. Juan Stam, cambió de morada el pasado sábado 17 de octubre. Su partida nos deja grandes enseñanazas y gran vacío.

Dudas

Cuestionar, observar, preguntar, investigar y averiguar, ¡El mundo está lleno de interrogantes que las personas desean resolver a toda costa!

¿Dónde has construido tu vida?

«Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; mi escudo, y la fuerza de mi salvación,...
Artículo anterior¡Vivamos la vida!
Artículo siguiente¿Insignificantes?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí