spot_img

Cinco respuestas de Dios

Date:

Compártelo:

«Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.» (Jeremías 33.3)

Cinco respuestas de Dios
Imagen provista por unsplash.com/@priscilladupreez

«Un momento, por favor. En breve atenderemos su llamado.» ¿Te suena conocido? Es la respuesta grabada que solemos recibir del otro lado de la línea telefónica cuando intentamos comunicarnos con instituciones, empresas y organizaciones de distintos rubros. Lo cómico, y no menos irritante, es que, en la mayoría de los casos, ese «momento», ese «en breve» puede llegar a durar mucho tiempo. Y, en más de una ocasión, la llamada queda anulada.

¡Pero cuando presentamos nuestras peticiones al Señor, podemos tener la seguridad de que él siempre responderá nuestras oraciones!

¿Cómo es esto? Pues bien, en base a lo que enseña la Biblia y su confirmación en la experiencia de millones de personas a lo largo de la historia, podemos enumerar al menos cinco clases de respuestas de parte de Dios. En otras palabras, él puede contestarnos diciendo:

-¡Sí, te doy lo que me pides!

-¡Sí, y te brindo más de lo que me has pedido!

-Sí, pero te doy algo distinto de lo que me has solicitado.

-Sí, pero debes esperar un poco más de tiempo para recibirlo.

-No, pues como Padre te amo y sé que eso no te conviene.

Mientras los demás pueden llegar a dejarnos «colgados», Jesucristo siempre atenderá nuestro llamado. No importa el día, la hora ni el lugar. ¡Él nos responderá!

Sumérgete: Dios siempre responde nuestras oraciones. ¿Lo hemos escuchado hoy?

.

━ Popular

340 El deber de trabajar

Hoy aprenderemos sobre el valor del trabajo y la importancia que tiene para poder vivir en comunidad. 

Lección 4 – Consolar y ayudar a víctimas de violencia

https://youtu.be/zkp5p9HI7_c Esta lección tiene como propósito, comprometer a los participantes en la tarea de consolar y ayudar a personas que sufren algún tipo de maltrato. En...

La canasta que le permitió tener el Nuevo Testamento en su idioma

Menette Cingenga, de 37 años, estaba emocionada: el primer Nuevo Testamento en su idioma, el nkumbi, iba a ser lanzado por la Sociedad Bíblica de Angola. Aunque la Sociedad Bíblica estaba ofreciéndolo a un precio especial de 500 kwanzas (un dólar) el día del lanzamiento, Menette no tenía suficiente dinero para comprarlo. Hasta que se le ocurrió una idea.

¡Sumémonos a la familia de la fe!

«Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios.» (Efesios 2.19)   Cada persona tiene...

194 Él es el agua de vida

Esta conversación entre Jesús y la mujer samaritana es interesante porque muchos miraban a esta mujer con menosprecio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí