spot_img

¿Cómo debe ser nuestro testimonio?

Date:

Compártelo:

«…pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.» (Hechos 1.8)

¿Cómo debe ser nuestro testimonio?
Imagen provista por unsplash.com/@benwhitephotography

Cuando un accidente o un delito llegan a los tribunales de justicia, por lo general se requiere la presencia de los testigos que hayan visto lo ocurrido. A veces no resulta fácil que la gente se anime a decir lo que vio, pero sus declaraciones suelen ser fundamentales para que el jurado y el juez puedan emitir su veredicto.

La Biblia enseña que las personas que confían en Jesús son sus testigos. ¿Qué significa esto?

Que cada hijo de Dios tiene la responsabilidad y el privilegio de brindar su testimonio acerca de la transformación que ha experimentado en su vida. ¡Contarles a los demás acerca del amor, el perdón y la paz que Jesús les ha otorgado!

Un testimonio debe ser breve y auténtico; sin palabras difíciles ni demasiados detalles que a nadie le interesan. Sencillamente es importante destacar cómo éramos antes de confiar en Dios, de qué manera conocimos su amor, qué hizo por nosotros al morir en la cruz y resucitar de entre los muertos, y cómo es nuestra vida ahora, junto a él.

Si compartimos las buenas noticias de Jesús con amor y respeto por los demás, basándonos en nuestra experiencia de vida, lograremos que mucha gente desee tener la misma fe que nosotros tenemos. ¡Y entonces más personas podrán disfrutar de una vida en plenitud!

Sumérgete: ¡Somos testigos de Jesús! Que nuestras palabras y acciones demuestren siempre su amor para toda la humanidad.

.

━ Popular

277 El error de Pedro

Pedro creía que jamás negaría a Jesús, pero cuando estuvo en un momento complicado y sentía miedo de lo que iba a pasar, hizo aquello que jamás imaginó.

Vanas repeticiones

«Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.» (Mateo 6.7) Jesús nos enseña a orar de...

118 «Señorita Persia»

En el episodio de hoy descubrirás la historia de una mujer muy bella que estaba en la lista de espera para que el rey la conozca.

71 Espías en la noche

Gedeón iba a luchar con los madianitas, y en lugar de armas llevó cuernos de carnero para tocarlos como trompetas y vasijas de barro.

El día del Señor – 2 Pedro 3.9-18

Debido a diferentes acontecimientos —guerras, hambrunas, persecuciones—, muchos cristianos entienden que la Segunda Venida de Cristo está realmente a las puertas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí