¿Cómo es tu relación con Dios?

¿Cómo es tu relación con Dios?

«Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia.» (Santiago 2.23)

¿Cómo es tu relación con Dios?
Imagen provista por unsplash.com/@dianasimumpande

¡Quién dijo que era fácil estar en el lugar de Abraham!

Años atrás, Abraham había escuchado el llamado de Dios que le ordenaba salir de su ciudad y dirigirse a un lugar que Dios mismo le mostraría. Tan clara había sido la instrucción, que aquel hombre no tardó mucho en levantar sus cosas y emprender el viaje.

Luego de varios años de caminar, obedecer y seguir siempre hacia adelante, Dios permitió que Abraham y su esposa Sara tuvieran un hijo. ¡Todo un milagro, pues se trataba de dos viejitos y ella nunca había podido tener un bebé!

Cuando nació Isaac todo era alegría y celebración. La promesa se había cumplido y la vida de aquel matrimonio había cambiado para siempre.

Sin embargo, Dios le pidió a Abraham que hiciera algo muy extraño: sacrificar al pequeño. Es interesante leer cómo este padre acongojado se dispuso a obedecer el encargo divino. Pero cuando llegó el momento, Dios detuvo la mano de Abraham y volvió a confirmarle la promesa que le había hecho antes: ¡Isaac sería la primera de miles de personas que formarían una gran nación!

Cuando seguimos a Jesús y tratamos de obedecerlo cada día, es probable que en algún momento experimentemos situaciones que pondrán a prueba si nuestra fe es verdadera o no. Quizás al principio no entendamos por qué nos ocurre esto o aquello, pero lo comprenderemos a su debido tiempo si mantenemos una actitud de obediencia, confianza y búsqueda de Dios.

Sumérgete: Abraham tenía una relación personal con Dios. ¡Eran amigos! ¿Tenemos una amistad con Dios o solo tratamos con él de vez en cuando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio