spot_img

¿Cómo es tu relación con Dios?

Date:

Compártelo:

«Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia.» (Santiago 2.23)

¿Cómo es tu relación con Dios?
Imagen provista por unsplash.com/@dianasimumpande

¡Quién dijo que era fácil estar en el lugar de Abraham!

Años atrás, Abraham había escuchado el llamado de Dios que le ordenaba salir de su ciudad y dirigirse a un lugar que Dios mismo le mostraría. Tan clara había sido la instrucción, que aquel hombre no tardó mucho en levantar sus cosas y emprender el viaje.

Luego de varios años de caminar, obedecer y seguir siempre hacia adelante, Dios permitió que Abraham y su esposa Sara tuvieran un hijo. ¡Todo un milagro, pues se trataba de dos viejitos y ella nunca había podido tener un bebé!

Cuando nació Isaac todo era alegría y celebración. La promesa se había cumplido y la vida de aquel matrimonio había cambiado para siempre.

Sin embargo, Dios le pidió a Abraham que hiciera algo muy extraño: sacrificar al pequeño. Es interesante leer cómo este padre acongojado se dispuso a obedecer el encargo divino. Pero cuando llegó el momento, Dios detuvo la mano de Abraham y volvió a confirmarle la promesa que le había hecho antes: ¡Isaac sería la primera de miles de personas que formarían una gran nación!

Cuando seguimos a Jesús y tratamos de obedecerlo cada día, es probable que en algún momento experimentemos situaciones que pondrán a prueba si nuestra fe es verdadera o no. Quizás al principio no entendamos por qué nos ocurre esto o aquello, pero lo comprenderemos a su debido tiempo si mantenemos una actitud de obediencia, confianza y búsqueda de Dios.

Sumérgete: Abraham tenía una relación personal con Dios. ¡Eran amigos! ¿Tenemos una amistad con Dios o solo tratamos con él de vez en cuando?

.

━ Popular

¿Necesitas descanso?

«En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.»(Salmos 23.2) Los seres humanos dedicamos gran parte de nuestra vida...

¿Cómo usas tu tiempo?

«Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.» (Efesios 5.15-16) Con tanto...

338 Cristo nos hace amigos de Dios

Antes de que Jesús viniera a la tierra, la distancia entre Dios y nosotros era muuuy larga, imposible de caminarla.

184 José y María se pierden de Jesús

El episodio de hoy nos cuenta un momento muy importante en la infancia de Jesús: su visita al templo de Jerusalén para la fiesta de la Pascua.

No vivamos desenfocados

El desenfoque puede ser tan básico como el de una cámara y tan profundo como el de nuestras vidas. Aprendamos a no vivir desenfocados.
Artículo anteriorRopa nueva
Artículo siguienteSabemos, pero…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí