spot_img

¿Cómo está tu amor por Jesús?

Compártelo:

«Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?» (2 Corintios 13.5)

¿Cómo está tu amor por Jesús?
Photo by Amin Hasani on Unsplash

Cuando la fogata comenzaba a apagarse, uno de los muchachos del grupo se acercó y empezó a agitar un trozo de cartón cerca de las pocas maderas que seguían encendidas. De pronto, todos pudieron ver un colorido espectáculo de rojos y amarillos intensos: aquel conjunto de llamitas insignificantes ahora se convertía en un fuego que prendía al resto de la leña.

Eso se llama «avivamiento»: hacer que una llama que estaba casi apagada se encienda con más fuerza e intensidad.

Quienes creemos en Dios y recibimos a Jesús en nuestra vida a veces dejamos que la pasión del principio quede casi extinguida. Quizás por darle más importancia a las ocupaciones o por no dedicar un tiempo diario para hablar con Dios y leer la Biblia, lo cierto es que el entusiasmo, el amor y la fe disminuyen. ¡Solo queda una «llamita» en el corazón!

Los seguidores de Jesús sabemos que nada es más importante que relacionarnos con él, nuestro Dios y salvador. Sabemos que ser cristianos es estar apasionados por Dios y que no es cuestión de apariencias sino de realidades: ¡vidas cambiadas!

Preguntémonos cada día: «¿Cómo está mi amor por Jesús? ¿Cómo está mi fe en Dios?» Si nuestra pasión ha disminuido y la relación con él se ha enfriado, ¡necesitamos que el Señor avive nuestro corazón!

Oremos, confesemos nuestros pecados, leamos la Biblia y busquemos ser como Jesús. ¡Cumplamos nuestra parte y Dios hará la suya!

Sumérgete: El avivamiento es más que creer en Dios. ¡Es amarlo de tal manera que deseamos agradarle en todo! Por eso hablamos con él en oración, leemos la Biblia cada día y tratamos de seguir sus consejos.

.

━ Popular

Biblia conmemorativa

Tenemos la oportunidad de vivir y en donde nuestro deseo es recordar la gran fidelidad de Dios y la manera en que nuestra historia.

La literatura profética – Parte 2

Este breve resumen o radiografía de los profetas demuestra que hay una variedad y diversidad dentro de la categoría denominada «profetas».

Lo que te aleja de Dios

«Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí!» (Marcos 10.48)

30 Dios nos protege

30 Dios nos protege

Construyendo una cultura de paz

Debido al aumento de la violencia doméstica o intrafamiliar, Sociedad Bíblica Costa Rica, dedica desde hace varios años esfuerzos para mitigar dicha problemática, a...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí