spot_img

¿Cómo nos vemos?

Compártelo:

«Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia.» (Efesios 5.29)

¿Cómo nos vemos?
Imagen provista por pexels.com/es-es/@amine-m-siouri-1025778

Quizás no estemos conformes con nuestro físico y desearíamos tener el aspecto que otros tienen. ¡Cuidado! Si el malestar le da paso a la frustración y ésta a la depresión, es muy probable que caigamos en las garras de un trastorno alimenticio y comencemos a maltratar nuestro cuerpo.

Detengamos la marcha por unos momentos y reflexionemos. ¿Qué pensamos de nosotros? ¿Cómo nos vemos? ¿Qué pensamientos tenemos en nuestra mente? ¿Nuestras emociones suben y bajan?

Si tuviésemos la posibilidad de conversar con algunos jóvenes que estuvieron atrapados por la bulimia o la anorexia, descubriríamos que, en la mayoría de los casos, los problemas comenzaron cuando dejaron de aceptarse tal cual eran. De esa forma, poco a poco hicieron cosas cada vez más extremas para lograr sus objetivos y eso los llevó a sufrir severos daños en su salud. ¡Incluso algunos casi pierden la vida!

Mientras tengamos motivaciones correctas y métodos sanos, no hay nada de malo en los deseos de mejorar la apariencia y modelar la figura. El problema es cuando el asunto se convierte en una obsesión que nos lleva a dejar de comer, vomitar todo el tiempo, alejarnos de nuestros amigos y familiares, y quedar esclavizados en un círculo vicioso que terminará destruyendo nuestra vida.

¡No dejemos pasar más tiempo! Dios nos creó para vivir en plenitud y desea ayudarnos a vencer. Hablemos con él en oración y también busquemos la ayuda de los especialistas en la salud. ¡Seamos libres cuanto antes de todo trastorno!

Sumérgete: Cuando estamos seguros de quiénes somos, no tenemos ninguna necesidad de hacer algo extraño para sentirnos bien con nosotros mismos. Si buscamos la ayuda de Dios, él fortalecerá nuestra autoestima y nos ayudará a desarrollar una personalidad segura.

.

━ Popular

Dios nos busca sin importar lo que somos

«Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.» (Lucas 19.8)

Esteban el primer mártir

«Cuando los que estaban sentados en el concilio miraron a Esteban, vieron su rostro como el rostro de un ángel» (Hechos 6.15). Esteban, lleno de gracia.

¿Blanco y negro?

La discriminación no debe tener cabida en el mundo, a pesar de ellos es uno de sus grandes problemas. ¡No le demos cabida! Todos somos diferentes.

118 «Señorita Persia»

En el episodio de hoy descubrirás la historia de una mujer muy bella que estaba en la lista de espera para que el rey la conozca.

Problemas de traducción en el cuarto evangelio — Parte 1

Este trabajo está dedicado a considerar una serie de problemas de traducción que se encuentran en el cuarto Evangelio (Evangelio de Juan). Estos problemas...
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí