spot_img

¿Cómo usas tu tiempo?

Compártelo:

«Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.» (Efesios 5.15-16)

¿Cómo usas tu tiempo?
Imagen provista por unsplash.com/@andriklangfield

Con tanto por ver y escuchar, tantas tareas pendientes y cosas por hacer a veces no nos damos cuenta del tremendo valor que tiene el tiempo. Cuando somos jóvenes pensamos que todavía hay mucho por delante y que el tiempo nunca se acabará para nosotros. Sin embargo, no es así.

Entonces, ¿qué valor le damos al tiempo? ¿Cómo vivimos cada día?

Años atrás alguien escribió esta reflexión:

«Para comprender el valor de un año, habla con el alumno que reprobó.
Para comprender el valor de un mes, habla con la madre de un bebé prematuro.
Para comprender el valor de una semana, habla con el redactor de un semanario.
Para comprender el valor de un día, habla con el obrero que debe alimentar seis hijos.
Para comprender el valor de una hora, habla con los amantes que ansían verse.
Para comprender el valor de un minuto, habla con la persona que no alcanzó el tren.
Para comprender el valor de un segundo, habla con quien sobrevivió a un accidente.
Para comprender el valor de una milésima de segundo,
habla con quien ganó la medalla de plata en las Olimpíadas.»

Quien ignora el valor del tiempo no hace más que gastar sus años en esfuerzos, ansiedades y tonterías. Ocurre lo contrario cuando cada día separamos un tiempo para estar en conexión con Dios. Él quiere guiar nuestra vida hacia el éxito, la prosperidad y la autorrealización.

Sumérgete: ¿Qué hacemos cada día? ¿Aprovechamos bien el tiempo? Valoramos cada día como un regalo. Disfrutemos cada etapa de la vida en contacto diario con nuestro creador.

* Sean Covey, «Los 7 hábitos de los adolescentes altamente efectivos» © 2003 – Grijalbo Mondadori S.A. Junior.

.

━ Popular

224 Enseñanzas para las multitudes

Mucha gente disfrutaba las enseñanzas de Jesús y para estar con él, caminaba por horas. Jesús no sólo se preocupó de enseñar.

152 Los huesos secos

Pisar las hojas secas que caen de los árboles, te lleva a pensar en el fuerte viento que debió soplar sobre ellas. Así sopla el viento sobre nosotros.

Oraciones — Parte 3

El Padre nuestro empieza dándole a Dios el lugar que le corresponde: el nombre de Dios, el reino de Dios, la voluntad de Dios.

249 Los que aman el dinero

Muchas personas piensan que tener dinero está muy mal, la palabra de Dios nos recuerda que la raíz de los problemas no es el dinero sino el amor hacia el.

Problemas de traducción en el cuarto evangelio — Parte 2

Juan 7.37b-38 Otro texto en que la puntuación cambia el sentido de las frases se encuentra en Juan 7.37b-38. De nuevo hay dos puntuaciones posibles....

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí