spot_img

¿Con quién compartes tus sueños?

Date:

Compártelo:

«Y soñó José un sueño, y lo contó a sus hermanos; y ellos llegaron a aborrecerle más todavía.» (Génesis 37.5)

¿Con quién compartes tus sueños?

Una noche, mientras dormía, Dios le mostró a José muchas cosas acerca de su futuro. ¡Grandeza, autoridad y éxito estaban entre los beneficios que disfrutaría algún día!

Es cierto: todavía José era muy joven y la ansiedad por contar lo que había soñado le quemaba el corazón. ¡Quería que todos supieran lo que Dios haría con él!

Entonces reunió a su padre y a sus hermanos, y les relató los detalles de sus sueños. ¡Para qué! Ninguno comprendió lo que decía y todos pensaron que el muchacho había dado rienda suelta a la soberbia y la imaginación. Pero pese a todo, José seguía insistiendo en la veracidad de su experiencia.

Los celos y la envidia que sentían sus hermanos provocaron una serie de acontecimientos que llevaron a José a una etapa de pruebas y momentos amargos. De todos modos, su amor por Dios y su obediencia, permitieron que años más tarde se cumplieran aquellos sueños.

Todos nosotros tenemos sueños y proyectos para el futuro. Deseamos triunfar en la vida. Y eso está muy bien. Pero no nos apresuremos a contárselos a todo el mundo. Busquemos el consejo de los prudentes. Pensemos bien al respecto, hablemos con Dios, planeemos cómo llevar a cabo lo que queremos y entonces, poco a poco, lancémonos a la acción. ¡Que nadie nos desvíe del propósito que Dios tiene para nosotros!

Sumérgete:

En el desarrollo de nuestros sueños es bueno hablar con personas maduras en la fe, gente que ama a Dios y le sirve cada día. Cuando sentimos la convicción de que Dios desea algo de nosotros, afirmemos nuestros sentimientos y decisiones en oración.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

¡Ya no somos esclavos!

«Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres.» (1 Corintios 7.23) Perdonar no significa ser tontos y dejar que los demás sigan...

El contexto histórico del Nuevo Testamento — Parte 1

La mayoría de los libros del NT se escribieron durante la segunda parte del siglo I d.C., y en ellos se refleja el medio...

Dios nos ayuda a llevar nuestras cargas

«Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.» (Ezequiel...

El Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento — Parte 1

En tiempos antiguos Dios habló a nuestros antepasados muchas veces y de muchas maneras por medio de los profetas. Ahora, en estos tiempos últimos, nos...

Vidas que dejan huellas

¿Qué es más fácil, recordar enseñanzas y conceptos o personas que influyeron en nuestras vidas? Convirtámonos en vidas que dejan huellas.
Artículo anterior¿Das desinteresadamente?
Artículo siguiente¡No te olvides de tu Creador!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí