spot_img

¡Conéctate con tu Creador!

Compártelo:

«Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.» (Juan 15.5).

«Por favor, necesito que venga ya mismo a ayudarme.» Apenas colgó el teléfono, Pablo cargó en su maletín los elementos necesarios y salió rumbo al lugar desde donde lo habían llamado.

«Toqué todos los botones, pero la computadora no responde», dijo en tono desesperado el cliente que lo había llamado. Y agregó: «Creo que entró un virus y destruyó el sistema operativo… ¡ayúdeme por favor!»

Cuando comenzó a revisar el artefacto, Pablo descubrió de inmediato dónde estaba el problema: alguien había desconectado accidentalmente el cable de la electricidad. ¡Tantos nervios, preocupación y tiempo perdido para comprobar que la solución era volver a conectar un simple cable!

Aunque esta es una simpática anécdota, debemos admitir que a veces pasa lo mismo entre los seres humanos y Dios: tratamos de resolver los problemas, calmar las ansiedades y enfrentar los retos como si pudiéramos lograr el éxito por nuestra cuenta. Sin embargo, tarde o temprano descubriremos que para funcionar correctamente debemos estar conectados a la fuente.

Sería ridículo intentar que funcione una computadora sin enchufarla a la corriente eléctrica o sin utilizar una batería cargada. ¡Qué absurdo es querer que nuestra vida funcione sin conectarnos a nuestro creador!

Sumérgete: ¿Cuánto tiempo vamos a esperar para recurrir a Dios en busca de su ayuda? ¡Conectémonos a él y tendremos la energía suficiente para desarrollar nuestra vida al máximo!

.

━ Popular

Pódcast: Jesús trae libertad a quienes viven atormentados – Marcos 5

En el capítulo 5 del Evangelio de Marcos se mencionan varios milagros realizados por Jesús, siendo la liberación del endemoniado gadareno, uno que destaca por haber sucedido fuera del territorio judío. Loida Ortiz, junto al Dr. Alfredo Tépox conversan de este interesante capítulo en el que encontramos varias lecciones.

Quienes tienen esperanza viven una vida plena

La gente se desilusiona y se da por vencida muy rápidamente. A veces ni siquiera aguarda lo suficiente como para darse cuenta de que los problemas no son tan serios como parecían al principio, y entonces se «ahogan» en un «mar» de ansiedades, preocupaciones y nervios.

Somos lo que practicamos en secreto

«Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.» (1 Corintios...

Biblia conmemorativa

Tenemos la oportunidad de vivir y en donde nuestro deseo es recordar la gran fidelidad de Dios y la manera en que nuestra historia.

03 ¡Cómo nos ama Dios!

03 ¡Cómo nos ama Dios!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí