spot_img

¿Cuál es tu excusa para la aflicción?

Date:

Compártelo:

«Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre.» (Salmos 16.11)

¿Cuál es tu excusa para la aflicción?

Algunas personas viven tristes y se quejan todo el tiempo, como si solo les pasaran cosas malas. Cuando alguien se les acerca para animarlas, siempre encuentran una excusa para justificar su aflicción. ¡Prefieren vivir con amargura y no aceptan que nadie las ayude!

Pero Dios no creó al ser humano para que viva así. ¡Al contrario! La vida es una aventura llena de posibilidades para crecer, conocer amigos, emprender proyectos y disfrutar a pleno cada una de sus etapas.

Tiene todos los ingredientes necesarios para mantener nuestra atención y sacar lo mejor de cada uno en cada momento del trayecto:

    • La alegría de tener oportunidades para desarrollar lo que más nos guste.
    • La emoción de enfrentar nuevos retos y desafíos año tras año.
    • El aprendizaje de cosas diferentes.
    • La experiencia de ver y sentir cómo cambian nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestros intereses.
    • El descubrimiento de nuevas realidades.
    • La bendición de conocer y disfrutar nuevas amistades.

Como en toda aventura habrá situaciones que nos sorprenderán, de las buenas y también de las que parecieran ser malas. Cuando eso ocurra, no nos desanimemos ni pensemos que nos pasa solo a nosotros. Tendremos la posibilidad de buscar a Dios y pedirle su ayuda. ¡Él nos dará sabiduría y nos acompañará para alcanzar la victoria!

Sumérgete: En cada etapa de la vida debemos recordar que Dios quiere guiarnos hacia lo mejor. ¡Siempre estará dispuesto a recibirnos y ayudarnos!

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

130 Mi esperanza está en Dios

Los hijos de Coré tenían días buenos y días malos, así como tú y yo. En medio de esas situaciones, elegían recordar quién era Dios.

La Biblia en la comunidad de fe – Parte 1

La comunidad de fe receptora de la Palabra de Dios la recibió en las lenguas de sus pueblos: hebreo, arameo y griego. Entendiendo su centralidad en la vida de la Iglesia pasó al latín y a otras lenguas usadas en el mundo mediterráneo de los primeros siglos de la era cristiana.

Lección 1 – Baja Autoestima

https://youtu.be/28z9gLGrfSM Esta lección tiene como propósito, comprometer a los participantes a que ayuden a las personas que sufren baja autoestima. Este video es un recurso...

305 Felipe en Samaria

El mundo está lleno de estafadores y mentirosos y, entre ellos, hay personas que se esfuerzan por seguir hablando de Jesús.

El hebreo — Parte 1

Como no existe ningún autógrafo —manuscrito original— ni copias enteras de la Biblia hebrea antes del siglo X a.C., dependemos de los descubrimientos de Qumrán (1947) para tener a la vista cómo era el texto hebreo y su escritura entre el 200 a.C. y el 68 d.C.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí