spot_img

Dios nos ayuda a «mudarnos» a una mejor manera de vivir

Date:

Compártelo:

«…el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.» (Colosenses 1.13-14)

Dios nos ayuda a «mudarnos» de nuestra manera de vivir
Imagen provista por pexels.com/es-es/@pixabay

Mudarse a una nueva casa o a una nueva ciudad siempre es una aventura llena de sorpresas. Al principio cuesta mucho dejar el lugar en donde uno vivía. Las costumbres, los afectos, el paisaje… ¡todo resulta extraño! Pero si el cambio fue para mejor, en poco tiempo la vida anterior será tan solo un recuerdo.

Cuando conocemos a Jesús como Salvador de nuestra vida, Dios nos ayuda a «mudarnos» de una manera de vivir a otra totalmente distinta. Porque, en definitiva, nuestro creador desea llevarnos de un lugar hacia otro mejor, por ejemplo:

– Del temor… ¡a la seguridad! Saber que nuestra vida está en sus manos y nadie podrá separarnos de su amor. Que promete cuidarnos en todo momento y rodearnos con sus favores.

– Del miedo, ¡a la confianza! Abrir nuestro corazón y compartirle lo que sentimos, lo que nos preocupa, nuestros sueños, pues sabemos que él escucha y responde las oraciones.

– De la soledad, ¡a la compañía! Disfrutar su presencia cada día y permitir que nos abrace y aliente a seguir hacia adelante.

– De la tristeza, ¡a la felicidad duradera! Comprender que, a pesar de los problemas o circunstancias difíciles, siempre podremos experimentar la alegría de saber que Dios controla nuestra vida.

La mudanza que Dios hace en nosotros será una experiencia continua si permitimos que nos guíe y acompañe día a día. ¡Él quiere llevarnos hacia una vida plena!

Sumérgete: No tratemos de «visitar» nuestra «antigua casa», esa manera de vivir que dejamos atrás al creer en Jesús. En cambio, aprendamos todo lo necesario para que nuestra nueva «vivienda» sea siempre un espacio lleno de paz, amor y perdón.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

Hablemos de nuestra fe con acciones y sencillez

«Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.»...

¿Preocupaciones?

La gente pasa mucho tiempo preocupada por las cosas que no puede resolver. Eso le provoca ansiedad y nervios que no le permiten disfrutar de la vida.

122 Amam es enviado a la horca

En ciertas ocasiones hacemos planes para causar daño a otros, sin imaginar que esos planes se revertirán, haciéndonos daño. 

El atractivo del libro de los Salmos

Aunque todas las Escrituras son fragantes con la gracia de Dios, el libro de los Salmos tiene un atractivo especial. Moisés escribió la historia...

Matrimonio: un pacto para toda la vida

«Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.» (Hebreos 13.4) Cuando...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí