spot_img

¿Dónde has construido tu vida?

Compártelo:

«Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.» (Salmos 18.2)

¿Dónde has construido tu vida?
Imagen provista por pexels.com/es-es/@sigrid-de-greef-1631075

Cuenta la historia que en cierta ocasión un barco naufragó a tan solo un kilómetro de la costa. Sus tripulantes, todos marineros con amplia experiencia, nadaron hasta la orilla y lograron salvarse de morir ahogados. Pero en ese territorio había pandillas que robaban y mataban a quienes se cruzaran por su camino, así que de todos modos, perecieron.

Carlos conocía esa zona y, por eso, hizo algo diferente: nadó hasta una gran piedra, se subió a ella y se quedó allí con la esperanza de que alguien lo salvara.

Finalmente, luego de un día y medio de sobrevivir aferrado a ese lugar, un barco que pasaba por allí lo vio y logró rescatarlo.

Todavía temblaba de frío cuando le preguntaron si no había tenido miedo de las fuertes olas y el viento que azotaba ese lugar. Fue entonces que respondió: «¡Por supuesto que estuve aterrado! Pero al mismo tiempo tenía la seguridad de que la roca no se movería. ¡Que estaba aferrado a algo sólido que ninguna tormenta podría derribar!»

  • Cuando leemos la Biblia cada día…
  • Cuando tratamos de seguir los consejos de Dios en nuestra vida…
  • Cuando intentamos imitar a Jesús y parecernos más a él en la forma de hablar, pensar y actuar…
  • Cuando dedicamos el tiempo necesario para tomar decisiones acertadas…
  • ¡estamos construyendo nuestra vida sobre la roca! Vendrán los problemas y las crisis, pero lograremos mantenernos firmes, siempre felices al saber que nuestra vida está en las manos de Dios.

Sumérgete: Nuestro noviazgo, la vocación que hayamos elegido, las amistades, la manera en que administramos el dinero… que todo lo que pensamos, decimos, decidimos y hacemos esté dirigido por el consejo de Jesús.

.

━ Popular

232 La fe de una extranjera

Hoy leeremos y escucharemos el caso de una extranjera que confiaba muchísimo en Jesús y en su poder y que nos muestra que Jesús ama a todas las personas.

¿Chismes? ¡No le demos lugar!

«Las palabras del chismoso son como bocados suaves, y penetran hasta las entrañas.» (Proverbios 18.8) En algunas ciudades los niños juegan al «teléfono descompuesto». Sentados...

¿Con quién compartes tus sueños?

Todos nosotros tenemos sueños y proyectos para el futuro. Deseamos triunfar en la vida. Y eso está muy bien. Pero no nos apresuremos a contárselos a todo el mundo. Busquemos el consejo de los prudentes.

34. Espejito, espejito

no lo que realmente desea Dios. Conozcamos en este episodio como Dios nos da las herramientas para lidiar con nuestro espejo.

44. Tic tac

Textos bíblicos: Eclesiastés 3:1  Hay momentos en los que parece que todo florece, la vida nos sonríe y hay veces que es todo lo contrario....

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí