Dudas

Dudas

«Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.» (Juan 20.29)

DUdas
Imagen provista por unsplash.com/@hamann

Todos tenemos dudas en algún momento de la vida. Cuestionar, observar, preguntar, investigar y averiguar son algunas de las acciones naturales que todo ser humano realiza desde su nacimiento. ¡El mundo está lleno de interrogantes que las personas desean resolver a toda costa!

Por eso, mujeres y hombres destinan gran parte de su tiempo a buscar alivio para sus dudas. Entre ellas, las que se relacionan con el ser interior y el desarrollo personal son las mayores preocupaciones de la gente. Algunas de las preguntas son…

  • ¿Existirá Dios realmente o será puro cuento?
  • ¿Puedo confiar en las promesas de la Biblia?
  • ¿Cómo podré estar seguro de mi propia sexualidad?
  • ¿Lograré alcanzar una vida de éxito?
  • ¿Llegaré a conocer a una persona a quien amar?
  • ¿Seré capaz de formar una familia feliz?
  • ¿Es cierto que Jesús murió por mí y me ofrece su amor, perdón y paz?
  • ¿Podré superar las pruebas y los problemas cuando lleguen a mi vida?

¡No hay nada de malo en cuestionarse y hacer preguntas!

El asunto es tener en claro cuáles son nuestras dudas y dónde buscaremos las respuestas. Mientras muchos dan vueltas por la vida sin hallar una dirección clara para su existencia, Dios nos invita a acercarnos a él y encontrar la orientación que necesitamos.

Hablemos con él en oración. Leamos y estudiemos la Biblia. Pidamos el consejo de gente que ama a Jesús. ¡Animémonos a conocer nuevas realidades! ¡No nos quedemos con la duda!

Sumérgete: Siempre es preferible preguntar de más que permanecer en la ignorancia por no expresar nuestras dudas. Hablemos, comentemos, pidamos consejo… ¡descubramos lo que Dios tiene para nosotros!

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio