spot_img

El éxito verdadero

Date:

Compártelo:

«Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas.» (1 Reyes 2.3)

El éxito verdadero

A veces da la impresión de que para tener éxito hay que salir en la tele o grabar un video que todos puedan ver a través de Internet. Los concursos de talentos, las telenovelas, las bandas musicales que suenan en todas las radios, los blogs más visitados… espacios que alimentan los sueños de muchos adolescentes y jóvenes por llegar a tener esa oportunidad.

¡Y está muy bien! No hay nada malo en querer alcanzar la fama y lograr que otros disfruten de nuestro talento. Pero no debemos confundir nuestros logros con lo que significa tener verdadero éxito en la vida.

El secreto del éxito está en cómo vivimos cada día, en especial cuando nadie más nos ve.

Una persona de éxito es aquella que…

  • sabe que Dios permitió que naciera y tiene planes de bendición para su vida,
  • conoce a Jesús y le entrega su corazón,
  • ama a su familia y nunca desprecia a sus mayores,
  • aplica a su vida las enseñanzas de la Biblia,
  • cuida que su carácter, su manera de hablar y de vivir no dañen a los demás,
  • se disciplina para vencer las tentaciones,
  • espera hasta el matrimonio para tener relaciones sexuales,
  • no deja que se aniden en su mente pensamientos de baja autoestima,
  • conoce sus talentos y hace todo lo posible para desarrollarlos al máximo.

¿Qué haríamos si mañana nos convirtiéramos en personas famosas? ¿Cómo trataríamos a los demás? ¿Cuáles serían nuestros valores? ¿En qué gastaríamos el tiempo?

El secreto del éxito está en cómo vivimos cada día, en especial cuando nadie más nos ve.

Sumérgete: Sea que lleguemos a ser famosos o no, Dios quiere que alcancemos el éxito en todo lo que emprendamos y disfrutemos de la vida. ¡Vivamos al máximo bajo la dirección de Dios!

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

La vida cristiana no se trata de nombres ni fama

«Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿qué es esto para tantos?» (Juan 6.9) Muchas personas caminan a...

¿Te resulta difícil creer?

«E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad.» (Marcos 9.24) Una tarde Sofía conversaba con su abuelo acerca de los...

174 Reconstrucción del templo

el templo era un lugar muy importante, porque se acercaban allí para orar, para escuchar las leyes de Dios y para recordar lo que Dios había hecho.

228 Los enviados de Juan el Bautista

Juan fue a la cárcel, y allí enviaría a sus discípulos a conversar con Jesús y hacerle una pregunta muy interesante. 

190 Así es como se pesca

Jesús era un gran maestro, a quien la gente escuchaba con mucha atención, pero también tenía el poder para hacer milagros sorprendentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí