spot_img

Escucha la voz de Dios

Date:

Compártelo:

«El Dios de dioses, Jehová, ha hablado, y convocado la tierra, desde el nacimiento del sol hasta donde se pone.» (Salmos 50.1)

En la Biblia podemos leer las historias de personas que recibieron un encargo especial de parte de Dios. Algunas de ellas escucharon que él les hablaba con claridad, pero… ¡dudaron y tardaron en darle una respuesta!

A veces resulta increíble pensar que hubo gente que oyó la voz de Dios y sin embargo no obedeció de inmediato. Pero sin juzgar ni condenar la actitud de nadie, podríamos deducir que probablemente eso haya ocurrido por distintos motivos, entre ellos:

  • Dudas acerca de la capacidad personal para realizar una tarea determinada.
  • Temores en relación a lo que otros pudieran decir o hacer al respecto.
  • Confusión sobre lo que acababan de escuchar.
  • Lentitud para comprender las instrucciones recibidas.

Sea como fuere, la falta de reacción inmediata ante las palabras del Creador sigue siendo muy llamativa.

¿Qué haríamos nosotros si Dios nos hablara en forma directa ahora mismo? ¿Cuál sería nuestra respuesta? ¿De qué manera actuaríamos si nos pidiera una misión especial? ¿Cómo viviríamos a partir de ese encuentro personal con él?

¡Pues la gran noticia es que hoy mismo podemos escuchar la voz de Dios! Al leer y estudiar la Biblia podremos conocer los planes que tiene para nuestra vida y la misión que desea que llevemos a cabo. ¡Compartir el mensaje de Jesús con toda la gente!

Por eso los cristianos dicen que la Biblia es la «palabra de Dios». ¡Acerquémonos y escuchemos su voz cada día!

Sumérgete: Leamos la Biblia y creamos lo que Dios nos dice. Confiar en él y seguir sus enseñanzas es la mejor manera de vivir.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

Descubrimiento de los Rollos de Qumran

Los pergaminos que esos niños beduinos sacaron de aquella oscura cueva aquel día y los días siguientes serían reconocidos como el mayor tesoro manuscrito jamás encontrado —los primeros siete manuscritos de los Rollos del Mar Muerto.

¿Cómo sanar las heridas del corazón?

«Jehová Dios mío, a ti clamé, y me sanaste.» (Salmos 30.2) Cuando Jonatán era un niño se lastimó muchas veces. ¡Era el «campeón» de los...

Exégesis y proclamación del Antiguo Testamento para la Iglesia — Parte 2

Una lectura «desde adentro» Hay que considerar que el AT, en primer lugar, no está preocupado solo por el pasado histórico de Israel. A través...

126 Dios responde a Job

Job había perdido prácticamente todo y empezó a cuestionar lo que pensaba. En ese proceso, comprende que así como Dios quita Dios también da.

191 ¡No hay más vino!

La historia de hoy nos recuerda que Jesús está ahí, en cada situación, en cada momento en el que lo necesitamos.
Artículo anterior¿Quién está a tu lado?
Artículo siguienteSentimientos que encadenan

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí