spot_img

¡Sigue adelante!

Date:

Compártelo:

«…sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.» (Colosenses 3.24)

¡Sigue adelante!
Imagen provista por pexels.comes-es@snapwire

A veces, la tentación de bajar los brazos y no seguir es muy fuerte, en especial cuando una persona intenta ayudar a los demás y no logra los resultados deseados. Algo así le ocurrió a Teresa en un momento de su vida.

Claro, era una joven entusiasta, llena de amor por sus amigos y familiares. Siempre estaba dispuesta a socorrer a quien necesitara apoyo. Sin embargo, un día se cansó. Se enteró de que una persona a la cual había ayudado en una situación difícil, ahora se dedicaba a hablar mal de ella. ¡Qué fea actitud! Fue entones cuando Teresa, muy enojada y decepcionada, se prometió a sí misma no volver a ayudar a la gente.

Es comprensible la frustración que sentía esta joven. ¡A veces las personas son muy ingratas! Pero ninguna situación o actitud debería ser motivo para abandonar una buena obra. El asunto más importante para seguir siempre hacia adelante y no detener la marcha es tener claridad en cuanto a los objetivos y las razones que movilizan tal o cual tarea.

A lo largo de la vida trataremos con mucha gente que no valorará lo que hagamos. ¡No importa! Más allá del dolor que nos provoque, recordemos que las palabras de ánimo, los consejos, las limosnas, los abrazos y toda clase de ayuda que les ofrezcamos a los demás deben estar motivados, en primer lugar, por nuestro amor a Dios. ¡Él siempre reconocerá nuestro esfuerzo y dedicación! ¡Nos dará una recompensa mayor que los aplausos y los agradecimientos humanos!

Por eso, ¡sigamos adelante! ¡Sirvamos al prójimo con el amor de Dios en nuestro corazón!

Sumérgete: Hay muchos motivos para no hacer lo bueno, pero hay una razón principal por la cual seguir a pesar de todo: ¡el amor de Dios! Leamos la Biblia y descubramos la manera en que Jesús trataba a los demás. ¡Imaginemos si él se hubiera cansado de la gente y detenido en su propósito!

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

¡Vivamos nuestra sexualidad!

«Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y...

Pódcast: Jesús entra en Jerusalén – Mateo 21

Conocido como La entrada triunfal, el relato que describe el ingreso de Jesús a Jerusalén tiene muchas enseñanzas. Loida Ortiz, junto al Dr. Alfredo Tépox, analizan el capítulo 21 de Mateo.

183 De Belén a Egipto y de Egipto a Nazaret

La envidia puede llevarnos a tomar decisiones que atentan contra la vida de otros. Y Jesús, junto a su familia, también tuvieron que salir de su tierra.

No confundamos la independencia con rebeldía

«Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos; guarda la ley y el consejo.» (Proverbios 3.21) En la vida de toda persona llega...

El griego del Nuevo Testamento — Parte 2

Nociones previas:  (1) Puesto que existen escritos en el Nuevo Testamento respecto de los cuales no podemos tener certeza absoluta de quién o quiénes hayan...

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí