spot_img

Enfermedades espirituales

Compártelo:

«Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.» (Génesis 2.7)

Enfermedades espirituales

El espíritu es nuestra área más profunda y esencial. Hace posible que seamos hombres y mujeres que respiran, hablan, sueñan, ríen y juegan. ¡Dios mismo creó el espíritu humano!

Es interesante darse cuenta de que, a veces, no se habla mucho acerca del espíritu. Hay un montón de lociones y cremas para mejorar nuestra piel. Una enorme variedad de productos para cuidar nuestro cabello y acondicionarlo para vernos mejor. Sabores de todo tipo para degustar y disfrutar junto a los amigos.

¡Pareciera que todo está orientado solo a mejorar nuestro aspecto físico!

Nadie puede tener cuerpo sin alma ni espíritu. Tampoco el alma podría existir sin un cuerpo y un espíritu. ¡Pero sin el espíritu el alma y el cuerpo no tendrían vida!

Dios quiere que cuidemos nuestro cuerpo y nuestra alma. ¿Y el espíritu? Veamos algunas ideas para alimentarlo de la mejor manera:

  • Recibir a Jesús como Dios y salvador. El Espíritu Santo habitará en nosotros y no nos abandonará jamás.
  • Designar un momento cada día para leer la Biblia y hablar con Dios en oración.
  • Buscar una iglesia en donde nos ayuden a conocer más a Jesús, tal como está manifestado en la Biblia.

 

¡Pidámosle a Dios que nos llene con su presencia y su vida!

Sería imposible vivir mucho tiempo sin ingerir líquido y comida. Lo mismo pasa con el espíritu: hay que alimentarlo cada día para que crezca sano y fuerte, convirtiéndonos en personas completas y felices.

Sumérgete:

Hay enfermedades espirituales que solo Dios puede sanar. Acudamos cada día a la cita con nuestro creador y digámosle lo mismo que David escribió en el Salmo 139.23-24.

.

━ Popular

Dios nos busca sin importar lo que somos

«Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.» (Lucas 19.8)

La poesía bíblica – Parte 2

En épocas recientes se han hecho importantes estudios acerca de la función del ritmo en la poesía hebrea.

Los insondables caminos del Señor

En el año 1921 David Flood, su joven esposa Svea y su pequeño hijo de 2 años dejaron Suecia rumbo al interior de África...

¡Necesitamos disciplina!

«Ejercítate para la piedad.» (1 Timoteo 4.7b) La palabra «disciplina» designa mucho más que un castigo o la reprensión por haber hecho algo malo. Más...

167 Huyó de Dios

Dios elegía profetas que compartían el mensaje para el pueblo, también hubo un profeta que no quiso obedecer y prefirió huir de su responsabilidad.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí