spot_img

¿Estás enojado?, encuentra paz en la Biblia

Date:

Compártelo:

Cuatro versículos para ayudarte a experimentar la paz de Dios

Por Nicholas Hemming

Recientemente, en mi caminata al trabajo, presencié un momento clásico de ira por algo que salió mal en el camino. Mientras intentaba pasar por la intersección antes de la luz roja, un automóvil dio vueltas en una esquina y casi chocó con un ciclista. Aunque el conductor claramente parecía estar en falta, explotó en cólera, sacó el brazo por la ventanilla y casi tiró al ciclista al suelo, todo antes de acelerar y seguir su camino.
Es cierto que mi primera reacción fue afirmarme. Mira a ese chico, pensé para mí mismo. Nunca me enojaría por algo tan ridículo. ¡Fue su culpa desde el principio!

Pero más tarde ese día, me encontré furioso por algo trivial. Sabía que no tenía motivos para aferrarme a mi frustración. Sin embargo, a medida que avanzaba el día, comencé a sentirme cada vez más agitado. Antes de darme cuenta, mi pequeña molestia se había convertido en un problema mayor.

¿Te identificas?

Tal vez algo pequeño te pique, como lo hizo conmigo. Un empleado de ventas se movió demasiado lento, tu familia te hizo llegar tarde al trabajo, un compañero de trabajo te hizo un comentario irónico, un amigo te interrumpió a mitad de la historia; sin importar la situación, te fuiste enojado y molesto.

¿Estás enojado?, encuentra paz en la Biblia

O quizá te sientas atrapado en una pelea a largo plazo. Un amigo o familiar te ha molestado por última vez. Y ahora, no estás seguro de si alguna vez lograrás superar tu ira.
En estos momentos, puedes recurrir a las Escrituras para recordar la paz de Dios. Estos cuatro versículos de la Biblia te ayudarán a comenzar:

Mateo 5:9

«Dichosos los que trabajan por la paz, porque Dios los llamará hijos suyos».

Juan 14:27

«Les dejo la paz. Les doy mi paz, pero no se la doy como la dan los que son del mundo. No se angustien ni tengan miedo».

1 Pedro 5:7

«Dejen todas sus preocupaciones a Dios, porque él se interesa por ustedes».

Mateo 11:28–29

«Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y yo los haré descansar. Acepten el yugo que les pongo, y aprendan de mí, que soy paciente y de corazón humilde; así encontrarán descanso».

Originalmente publicado en inglés en el Bible Blog de American Bible Society el 28 de julio de 2016.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

131 El Señor está con nosotros

El miedo nos puede hacer mirar todo muy grande, fuerte y parecería como que no podemos enfrentarlo. Este Salmo nos recuerda que Dios es más grande.

¿Quién eres?

«Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta...

¿Llevas una carga por tu pecado? ¡Hay esperanza para ti!

«¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos.» (Salmos 19.12) Cuando le entregamos nuestro corazón a Jesús y creemos en...

¿Por qué vivir distanciados?

La pandemia que azota nuestra población ha requerido un distanciamiento físico social. Una medida que ha provocado alegría para quienes disfrutan trabajando desde su...

203 Cómo construir una casa

Hay personas que en lugar de confiar en Dios, prefieren confiar en sus habilidades, en su dinero, en sus posesiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí