spot_img

¿Te consideras una persona agradecida?

Compártelo:

«Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.» (Romanos 13.7).

¿Te consideras una persona agradecida?
Imagen provista por unsplash.com/@kellysikkema

¿Qué pasaría si se publicara un libro titulado: «La importancia de ser una persona agradecida»? ¡Probablemente sería un rotundo fracaso comercial!

La mayoría de la gente prefiere leer materiales que fortalezcan su autoestima, libros que inspiren a seguir adelante, escritos que señalen el camino hacia el éxito personal. ¡Y no son cosas malas! Pero a veces no se demuestra el mismo interés por cultivar el agradecimiento como una actitud saludable.

Muchas personas viven llenas de amargura. Día a día nos cruzamos con gente que responde con palabras irónicas, que se pasa el tiempo quejándose de todo… hombres y mujeres que viven malhumorados.

¿Cómo somos nosotros? ¿Somos personas agradecidas? Si estamos fallando en este aspecto, deberíamos mejorar: escribamos una lista de personas que nos han ayudado. Amigos, familiares, compañeros, vecinos, maestros, hermanos de la iglesia… gente que estuvo a nuestro lado cuando necesitábamos un consejo, que nos acompañó cuando estábamos enfermos, que nos prestó dinero cuando lo necesitábamos.

Busquemos maneras creativas de expresarles nuestra gratitud. Desde flores y chocolates hasta un sencillo mensaje de texto enviado desde el celular. Todo puede ser útil para reconocer lo que otros han hecho para ayudarnos y decirles, de nuevo o por primera vez, cuán agradecidos estamos.

La clave está en practicar el hábito de ser agradecidos. ¡Intentémoslo y nos sorprenderemos por los resultados!

Sumérgete: Durante la oración diaria recordemos agradecerle a Dios por todo lo que nos da. Pensemos en las bendiciones recibidas y en las enseñanzas que cada día nos proporciona la lectura de la Biblia.

.

━ Popular

Iluminando la oscuridad

El mundo vive tiempos de inestabilidad; la iglesia también. Con los problemas económicos globales, incrementados por los problemas propios y endémicos de América Latina, es fácil que los cristianos nos sintamos incómodos. Siempre hubo tiempos difíciles. Fue difícil para Abraham, fue difícil para Pablo, fue difícil para los cristianos perseguidos a lo largo de la historia. Sin embargo, muchos de ellos prevalecieron. ¿Cómo lo lograron?

Forma y significado del texto — Parte 1

Cómo expresar un significado mediante formas diferentes Por Kees de Blois Al aprender un segundo idioma, se descubre que cada lengua tiene diversas formas de expresar el...

El gozo de una salvación completa

Hay cuatro términos de profundo significado teológico que se relacionan directamente con la salvación, con el gozo que el creyente experimenta.

Lección 1 – Buen trato a las viudas

https://youtu.be/5H_fybFLB90 Esta lección tiene como propósito, comprometer a los participantes a que tengan buen trato y protección a las mujeres solas, viudas y desamparadas. Este libro...

251 Más lecciones sobre la oración

A veces puede ser un poco cansado orar, pero es porque no nos damos el tiempo de escuchar o mirar la respuesta de Dios.
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí