spot_img

Hay «gigantes» que arruinan la vida

Date:

Compártelo:

«Y aconteció que cuando el filisteo se levantó y echó a andar para ir al encuentro de David, David se dio prisa, y corrió a la línea de batalla contra el filisteo.49Y metiendo David su mano en la bolsa, tomó de allí una piedra, y la tiró con la honda, e hirió al filisteo en la frente; y la piedra quedó clavada en la frente, y cayó sobre su rostro en tierra.» (1 Samuel 17.48-49)

Hay «gigantes» que arruinan la vida

Hay muchos «gigantes» dando vueltas por la vida. Intentan asustarnos, derribarnos… ¡hacer que bajemos los brazos y escapemos sin enfrentar los desafíos!

El «gigante» de la duda quiere hacernos creer que no podremos conseguir lo que nos hemos propuesto. Se acerca y nos dice al oído: «¡Tú no eres capaz! ¡No tienes lo que hace falta para lograrlo!»

El «gigante» de los complejos es un experto en recordarnos los defectos, diciéndonos: «¡Qué sabes tú de la vida! ¡Si apenas eres un jovencito sin experiencia! Hazte a un lado y cede tu lugar a los mejores.»

El «gigante» del miedo intenta paralizarnos para que nos quedemos allí donde estamos, quietecitos y sin movernos. Quiere convencernos de que es mejor no arriesgarse.

Hay muchos «gigantes» dando vueltas por la vida. Intentan asustarnos, derribarnos… ¡hacer que bajemos los brazos y escapemos sin enfrentar los desafíos!

El «gigante» de la amargura trata de convertirnos en personas tristes y enojadas. Que no creamos en Dios ni en nadie. ¡Es un experto en recordarnos las cosas malas que hemos hecho!

¿Cuáles son tus «gigantes»?

Dios quiere que pongamos nuestra confianza en él y creamos lo que la Biblia dice de nosotros. Dios estará a nuestro lado para ayudarnos a derrotar aquello que quiere destruir nuestra vida y nos ayudará a alcanzar el éxito. ¡Una vida victoriosa!

Sumérgete:  Hagamos una lista de todo aquello que quiere arruinarnos la vida y que nos parece imposible vencer. Pidámosle a Dios por ello, busquemos en la Biblia qué dice él y, como David, derribemos a nuestros «gigantes» poniendo toda la confianza en Dios.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

11. El traje prestado

En la historia de David y Goliat encontramos que el rey Saul quiso prestar un traje especial para la batalla al joven David. No obstante, este no le quedó. Es similar a los moldes que los demás quieren imponernos, pero que no son la voluntad de Dios. Escuchemos en este episodio qué es lo que Dios desea con nosotros.

89 David cuida a Saúl

Saul luchaba con pensamientos negativos que lo intranquilizaban. Dios permitió que David fuera la persona que lo ayude a superar los malos momentos.

279 Jesús y Herodes

Imagínate lo siguiente: un día eres admirado y aplaudido por todos y unos días más tarde todos se burlan de ti y te tratan como si fueras un delincuente.

93 El rey Saúl tiene celos

Hay personas que cuando ven a otros triunfar y ser bendecidos por Dios, en lugar de alegrarse, sienten envidia. ¿Eres uno de ellos?

Lección 3 – Buen trato entre hermanos

https://youtu.be/JOGJIfMWIb0 Esta lección tiene como propósito, comprometer a los participantes a que tengan un buen trato familiar, en especial, entre hermanos. Este libro titulado “Buen trato”...
Artículo anteriorY entonces llegará el fin
Artículo siguienteTe perdono

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí