spot_img

¡Haz tu parte!

Date:

Compártelo:

«…gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración.» (Romanos 12.12) «¿Qué podemos hacer?»

¡Haz tu parte!
Imagen provista por pexels.com/es-es/@pixabay

El aroma del café llenaba el ambiente mientras los amigos conversaban acerca de los problemas del país. Todos decían: «¡Tenemos que hacer nuestra parte!» Y entonces cada uno dio su opinión:

  • «Hacer nuestra parte es aprender a ser ciudadanos: conocer y ejercer nuestros derechos pero también nuestras obligaciones.»
  • «Hacer nuestra parte es votar responsablemente: evaluar las propuestas de los candidatos y participar en el proceso eleccionario.»
  • «Hacer nuestra parte es supervisar la gestión de los representantes del pueblo y los funcionarios públicos, exigiéndoles que dejen a un lado los intereses individuales y sectoriales ante el bien de todos.»
  • «Hacer nuestra parte es no darle lugar a la discriminación y reclamar leyes que ayuden a la igualdad, y combatir pacíficamente toda situación de marginación social.»
  • «Hacer nuestra parte es participar con tiempo, esfuerzo y dinero en organizaciones e instituciones que lleven a cabo proyectos de acción social.»
  • «Hacer nuestra parte es dar, escuchar, compartir… aunque a veces solo sea una moneda, una sonrisa, un abrazo, un pedazo de pan.»

Al caer la tarde recordaron aquella famosa frase que la Madre Teresa de Calcuta solía decir: «A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar… ¡pero el mar sería menos si le faltara una gota!»

No nos paralicemos por no poder hacer todo, hagamos lo que esté a nuestro alcance: ¡nuestra parte!

Sumérgete: No les creamos a quienes dicen que todo está perdido. ¡Leamos la Biblia y descubramos que Dios tiene planes maravillosos para la humanidad! Permitamos que él guíe nuestra vida y hagamos nuestra parte en la transformación de la realidad.

.

━ Popular

«No oigo nada» ─ Biblia, Atahualpa y contexto — Parte 1

Con la Biblia en la mano izquierda y el crucifijo en la otra, el sacerdote Vicente de Valverde espeta al soberano inca: «Aquí está...

El poder del evangelio – La historia de Mitsuo Fuchida

Remontémonos casi 79 años en el pasado, exactamente al domingo 7 de diciembre de 1941, la mañana en que la aviación del Japón bombardeó Pearl Harbor, en Hawái, dejando un saldo de 2403 muertos, 1178 heridos, la destrucción de 188 aviones y borró casi por completo la flota de los Estados Unidos en el Pacífico.

46 Plagas terribles

La terquedad puede impedirnos ver claramente, nos lleva a tomar malas decisiones y a lastimar a quienes nos rodean. Eso pasó con Faraón.

El traductor como lingüista — Parte 2

La tipología gramatical Las gramáticas de diferentes lenguas ofrecen a sus respectivos hablantes diferentes posibilidades comunicativas. Varían en lo que pueden expresar y varían también...

292 Desayuno junto al mar

Después de la muerte de Jesús, algunos de los discípulos que eran pescadores decidieron volver a su oficio, pero ni en la pesca les iba bien.
Artículo anterior¡Descubre tus dones!
Artículo siguienteLo que nos toca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí