spot_img

¿Cómo sanar las heridas del corazón?

Compártelo:

«Jehová Dios mío, a ti clamé, y me sanaste.» (Salmos 30.2)

¿Cómo sanar las heridas del corazón?
Imagen provista por https://unsplash.com/@briantagalog

Cuando Jonatán era un niño se lastimó muchas veces. ¡Era el «campeón» de los moretones y las lastimaduras! Golpearse la cabeza jugando con sus amigos, herirse la frente contra la acera por salir corriendo distraído, clavarse una astilla en la mano y torcerse el tobillo por hacer un mal movimiento durante el partido de fútbol son algunas de las cosas que le pasaban con frecuencia.

Pero en otras ocasiones también sufrió heridas en su interior. Sueños frustrados, amigos que dejaron de serlo, sentimientos encontrados al ver la injusticia, errores que le acarrearon consecuencias dolorosas y las decisiones de otras personas han sido elementos que lastimaron, golpearon y causaron «moretones» en su alma.

¿Qué hacemos cuando otras personas o alguna situación hieren nuestro corazón?

Cada vez que Jonatán se lastimaba físicamente buscaba la ayuda de sus padres, y ellos llamaban al médico para que lo curara. Aunque le dolía, no le quedaba más remedio que aceptar el tratamiento. Al finalizar el proceso, que tomaba su tiempo, comprobaba el «milagro»: ¡las heridas cicatrizaban!

Del mismo modo, es necesario hacer algo más que dejar pasar el tiempo para que las heridas de nuestro interior sanen por completo. ¿Qué debemos hacer? Busquemos la ayuda de Dios, mostrémosle nuestra herida tal como está, permitamos que él nos ayude a perdonar a quienes nos han herido y a pedir perdón por nuestras faltas, y entonces podremos disfrutar de la sanidad completa de las heridas de nuestro corazón.


Sumérgete: No temamos acercarnos a Dios y mostrarle todo lo que hay en nuestro corazón. Él nos sanará y nos ayudará a tener un corazón alegre, limpio y libre de toda enfermedad.

.

━ Popular

Pódcast: Los primeros serán los últimos – Mateo 20

La parábola de la viña nos confronta con una verdad: la recompensa de Dios no viene por lo que hacemos sino porque él es bueno. Loida Ortiz, junto al Dr. Alfredo Tépox, experto en traducción bíblica, analizan y brindan detalles sobre esta y otras enseñanzas.

¡Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre!

Creer en Jesús, si dejamos que él entre a nuestra vida y la controle, podremos experimentar el mejor cambio para nuestra vida, hermosa y plena.

Necesitamos una transformación total

Para vivir una verdadera transformación, debemos tener a Jesús en nuestro corazón, obrar bien, y permitir que Dios controle nuestra vida.

Lección 5 – El alcoholismo

https://youtu.be/SIwVU_wcxa8 Esta lección tiene como propósito, sensibilizar a los y las participantes sobre la influencia negativa del alcoholismo en la vida de las personas y...

Los reyes magos

«El Evangelio Armenio de la Infancia», un texto apócrifo del siglo V, es el primer escrito que recoge los nombres de los reyes magos que usamos actualmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí