spot_img

¿Insignificantes?

Compártelo:

«…sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es.» (1 Corintios 1.27-28b)

¿Insignificantes?
Imagen provista por
pexels.com/es-es/@sherlocked124578

¿Qué pasaría si Dios se dejara llevar por la apariencia de la gente? ¡Tal vez hoy no tendríamos gran parte de la Biblia! ¡Quizás no se hubieran realizado algunas de las proezas más grandes de la historia! Nosotros, los seres humanos, vemos lo que tenemos delante de nuestros ojos, pero nuestro Creador ve más allá: pone su atención en el corazón de la gente, es decir, en las intenciones y la disposición que cada persona demuestra.

Pensemos por unos minutos y tratemos de recordar los nombres de las mujeres y los hombres que aparecen en los libros de la Biblia. ¿Cómo eran quienes realizaron sorprendentes hazañas con la ayuda de Dios? ¿A qué se dedicaban?

Noé y Gedeón eran campesinos. Abraham y David eran pastores de ovejas y cabras. José había sido despreciado por sus hermanos. Moisés era una persona con dificultades para hablar. Elías tenía muchos temores. Nehemías era copero. Jeremías estaba lleno de complejos de inferioridad. Pedro, Juan y Jacobo eran pescadores.

La historia bíblica está llena de personas que, para el resto, no significaban gran cosa, pero que para Dios fueron de suma importancia en el desarrollo de sus propósitos.

¿Cómo somos nosotros?

¡Esforcémonos por desarrollar nuestros talentos y convertirnos cada día en mejores personas! Pero siempre recordemos tener una actitud humilde, un corazón dispuesto y una voluntad decidida a seguir a Jesús y obedecer sus enseñanzas.

¡Dios se complace en utilizar y bendecir a quienes viven con humildad!

Sumérgete: ¿Cómo vivimos? ¿Qué pensamos? ¿Cómo está nuestro corazón? ¡Confiemos siempre en Dios y entreguémosle cada área de nuestra vida! Escuchemos sus enseñanzas y permitámosle dirigir nuestros pasos.

.

━ Popular

100 El cofre de Dios llega a Jerusalén

¿Has escuchado de los levitas? Eran un grupo muy importante en el pueblo israelita, y dentro de sus responsabilidades estaba transportar el cofre de Dios.

200 La verdadera felicidad

Para Jesús, la felicidad no está en las cosas que puedes comprar, en objetos, o en lo material, sino en lo que él trabaja en nuestro corazón.

209 Jesús instruye y envía a los apóstoles

Jesús no solo compartía tiempo con los discípulos, también los preparó y desafió para ir y contar a otros de lo que habían aprendido con él.

Biblia del Oso

Casiodoro de Reina, el traductor, fue condenado, perseguido y declarado “heresiarca”. Todos sus escritos fueron puestos en el listado de libros prohibidos. La Biblia del Oso fue prohibida pero, a pesar de las duras persecuciones por parte de la Inquisición, su lectura popular no pudo ser detenida.

El éxito verdadero

No hay nada malo en querer que otros disfruten de nuestro talento. Pero no debemos confundir nuestros logros con tener éxito en la vida.
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí