spot_img

Jesús es nuestro refugio seguro

Date:

Compártelo:

«No hay santo como Jehová; porque no hay ninguno fuera de ti, y no hay refugio como el Dios nuestro.» (1 Samuel 2.2)

Jesús es nuestro refugio seguro

Cuando Adolfo Hitler y los nazis empezaron a dominar varios países de Europa, capturaban y encarcelaban a las personas que consideraban sus enemigas. Por ello, hombres y mujeres de distintas ciudades decidieron arriesgarse para ayudar a quienes sufrían la persecución. Entre ellos, estaban la holandesa Corrie Ten Boom y su familia.

En una de las habitaciones de su casa construyeron un escondite que sirviera como refugio para proteger a un grupo de seis personas a la vez. De esa manera, antes de que los nazis lo descubrieran, lograron salvar a más de 800 judíos, el pueblo que Hitler deseaba destruir.

Corrie y sus parientes fueron apresados y llevados a un campo de concentración. Pero a pesar de las torturas y tristezas que padecieron, esa valiente mujer logró sobrevivir y dedicó su vida a contar lo sucedido, animando a la gente a que encuentre en Dios el refugio seguro en medio de los problemas.

Cuando sintamos que las tristezas nos persiguen, cuando nuestros sueños parezcan deshacerse, cuando nadie nos comprenda, cuando todo a nuestro alrededor se venga abajo, ¡ése es el momento de buscar la protección y el cuidado de Dios! ¡Es la oportunidad de hablar con él y recibir su ayuda, su abrazo y su compañía!

Jesús nos invita a conocerlo y encontrar en él el refugio seguro para vivir una vida plena.

Sumérgete:  El ejemplo de Corrie Ten Boom nos inspira a pensar no solo en nuestros problemas sino también en los momentos difíciles que viven otras personas. Acerquémonos a quienes sufren y hagamos algo para aliviar su dolor.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

43. Para qué

Textos bíblicos: Proverbios 20:24  ¿Para qué? A lo largo de la vida nos encontramos con experiencias que nos impulsan a buscar respuestas. El momento en...

288 La tumba vacía

Un día vas a la tumba de tu maestro para limpiarla y ¡no está! ¿Se robaron el cuerpo? Eso le pasó a las mujeres que acompañaban a Jesús.

274 Traicionado con un beso

¿Te imaginas el dolor que Jesús sentía al ver a Judas con los soldados que lo iban a capturar? Un momento sin duda muy difícil.

¿Cómo enfrentas tus batallas?

La vida se parece a una batalla en la que debemos luchar para lograr la victoria. Por eso, en todo momento debemos llevar puesto el escudo de la fe. En otras palabras, confiar siempre en Dios

231 Pedro camina sobre el agua

Pedro era bastante impulsivo. Cuando miró a Jesús caminando en el agua, quiso hacer lo mismo, y Jesús se lo permitió

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí