spot_img

Jesús: la pieza central de la historia humana

Date:

Compártelo:

«…el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.» (Filipenses 2.6-8)

Jesús: la pieza central de la historia humana
Imagen provista por unsplash.com/@boab

«He aquí un hombre que nació en una aldea insignificante.
Creció en una villa oscura.
Trabajó hasta los 30 años en una carpintería.
Durante tres años fue predicador ambulante.
Nunca escribió un libro.
Nunca tuvo un puesto de importancia.
No formó una familia.
No fue a la universidad.
Nunca puso sus pies en lo que consideraríamos una gran ciudad.
Nunca viajó más de trescientos kilómetros de su ciudad natal.
No hizo ninguna de las cosas que generalmente acompañan a los grandes.
No tuvo más credenciales que su propia persona.

»La opinión popular se puso en contra suya.
Sus amigos huyeron.
Uno de ellos lo traicionó.
Fue entregado a sus enemigos.
Tuvo que soportar la farsa de un proceso judicial.
Lo asesinaron clavándolo en una cruz, entre dos ladrones.
Mientras agonizaba, los encargados de su ejecución se disputaron la única cosa que fue de su
propiedad: una túnica.
Lo sepultaron en una tumba prestada por la compasión de un amigo.

»Según las normas sociales, su vida fue un fracaso total.

»Han pasado veinte siglos y hoy es la pieza central en el ajedrez de la historia humana.
No es exagerado decir que todos los ejércitos que han marchado, todas las armadas que se
han construido, todos los parlamentos que han sesionado y todos los reyes y autoridades que
han gobernado, puestos juntos, no han afectado tan poderosamente la existencia del ser
humano sobre la tierra como la vida sencilla de Jesús.»*

Sumérgete: Jesús nos invita a recibir su amor, perdón y paz. Para acercarnos a él no es necesario hacer algo especial o tratar de limpiar nuestra vida de las cosas malas. Acerquémonos así como estamos y veremos lo que él es capaz de hacer en nosotros. ¡Nunca volveremos a ser los mismos! ¡Tendremos vida en plenitud!

* Autor: Phillips Brooks.

.

━ Popular

¡La vida es un cambio permanente!

«No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad...

Abuelos

«Oye a tu padre, a aquel que te engendró; y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies.» (Proverbios 23.22) Cada tarde, los ancianos ocupaban las...

¿Dónde te refugias cuando sufres?

La pandemia que estamos atravesando posiblemente para muchos se ha convertido en la prueba más grande de su vida. Es lógico que lo que...

233 Un ciego es sanado en Betsaida

Imagina que no pudieras ver en ningún momento. Tienes que cambiarte de ropa, alimentarte, caminar sin la posibilidad de mirar.

Tengamos un espíritu crítico

Dios desea que los seguidores de Jesús tengamos un espíritu crítico. Quiere que aprendamos a darnos cuenta si lo que vemos y escuchamos es totalmente cierto o no.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí