spot_img

La bendición de servir

Date:

Compártelo:

«Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.» (Colosenses 3.17)

La bendición de servir
Photo by Anna Earl annaearl.wixsite.com/annaearl at Unplash

Los seguidores de Jesús servimos a Dios de tres maneras:

– En nuestra vida cotidiana. Al mencionar la palabra servicio, algunas personas piensan en grandes obras y tareas que todo el mundo pueda ver. Pero cada hijo de Dios es llamado a servirle en la vida cotidiana. En otras palabras, tener una actitud humilde y servicial constante, buscando honrar a Dios en todo lo que pensamos, hacemos y decimos. ¡En las grandes y pequeñas cosas de la vida! ¡Cuando todos nos miran pero también cuando estamos solos!

– Mediante el uso de los dones espirituales. Cuando recibimos el regalo de la salvación y el Espíritu Santo comenzó a vivir en nosotros, Dios nos regaló como mínimo uno de sus dones espirituales para que podamos servirle. Descubramos el don que hay en nosotros y pongámoslo en práctica, desarrollémoslo y hagámoslo crecer. ¡Y esto se consigue mediante el servicio!

– Compartir las buenas noticias acerca de Jesús. Todos los hijos de Dios tenemos la misma responsabilidad: hablar con la gente y contarle acerca del amor de Jesús. Esto significa ser «sal» y «luz» en medio de un mundo que está en «tinieblas». ¡Brillar con la paz, el amor y el perdón que Dios les brinda a quienes deciden confiar en él!

Servir a Dios es maravilloso. ¡Pongamos nuestra pasión y esfuerzo en todo lo que hagamos!

Sumérgete: Brillemos con nuestra vida en el lugar en donde nos encontremos. Recordemos que nuestra casa, donde vivimos con nuestra familia, es el primer sitio en donde debemos mostrar el amor de Jesús en todo lo que hagamos. 

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

Lo inesperado es parte de la vida

«En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro,...

299 Todas las cosas eran de todos

El Señor seguía haciendo que su pueblo crea en él y sean salvos, las personas estaban llenas del Espíritu Santo y daban todo lo que tenían.

95 Jonatán salva la vida de David

Cuán presente era la envidia en la vida de Saúl como para atentar contra la vida de otro, y cómo un amigo te protege aún en momentos de mucho riesgo. 

06. Nunca falla

Las personas nos pueden fallar, pero la misericordia de Dios nunca falla. Confiar en Él y reconocer nuestros errores.

La poesía bíblica – Parte 2

En épocas recientes se han hecho importantes estudios acerca de la función del ritmo en la poesía hebrea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí