spot_img

¿Blanco y negro?

Compártelo:

«…donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.» (Colosenses 3.11)

¿Blanco y negro?
Imagen provista por unsplash.com/@npkwok98

La discriminación racial es uno de los grandes problemas de nuestro mundo. Porque cuando una persona se cree superior a las demás, comienza a menospreciar y maltratar a la gente. ¡Una conducta que solo produce sufrimiento, odio y violencia social!

Algunos son discriminados por su aspecto físico. Décadas atrás había ciudades en donde las personas que tenían un color de piel oscuro tenían prohibido sentarse en el autobús y debían permanecer paradas durante todo el trayecto. ¡Increíble!

Otros son discriminados por su condición económica y social, o por ser de una nacionalidad determinada. ¡Como si el dinero o el país de origen fueran importantes en la vida!

También están los que sufren el rechazo porque no logran adaptarse a un nuevo grupo. Es tremendo, pero la indiferencia de los demás a veces produce más dolor que todos los insultos juntos.

Si quisiéramos lograr la paz en el mundo, los seres humanos tendríamos que ponernos de acuerdo y abandonar toda actitud de menosprecio. Nadie debería padecer la discriminación, porque todos hemos sido creados por Dios, cada uno con características propias.

Jamás menospreciemos a otras personas porque piensen, se vistan, se peinen, hablen o tengan un color de piel distinto del nuestro. Recordemos que cada uno, hombre o mujer, fuimos creados de manera especial por Dios, quien desea que todos lo conozcan y vivan de acuerdo a sus planes y propósitos.

Sumérgete: No nos sumemos a las burlas de quienes discriminan. La discriminación comienza cuando le damos lugar a palabras y actitudes que ofenden a quienes son diferentes de nosotros.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

16 El rescate de Lot

Aun cuando hay muchísima maldad, Dios sigue cuidándonos, como a la familia de Lot. ¿Lo conoces? En este episodio conoce más.

La traición

Arreglos para la traición Complot del sanedrín para arrestar y matar a Jesús (monte de los Olivos y corte del sumo sacerdote) Mateo 26:1-5 Traducción en...

El canon del Nuevo Testamento — Parte 2

Los escritos de los apóstoles y de los otros seguidores de Jesús (especialmente la mayoría de aquellos escritos que luego se incluyeron en el conjunto que llamamos NT) gozaron desde muy temprano de una calurosa recepción y se convirtieron en fuente de autoridad para los escritores cristianos de los años subsiguientes. Cuando se leen los escritos de los Padres apostólicos puede notarse la presencia, en ellos, de la enseñanza apostólica, tal como la conocemos por los libros ahora canónicos.

La experiencia de Ezequiel

Pensamos que vivimos tiempos difíciles, y es verdad. Que ahora no es como antes; que la profundidad de la corrupción.

¿Cuál Jesús?

«Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.» (Lucas 24.27)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí