spot_img

La fe es individual

Date:

Compártelo:

«A los suyosLa f vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.» (Juan 1.11-12)

La fe es individual
Imagen provista por unsplash.com/@aaronburden

Todos hemos visto alguna vez esta escena en la televisión: una persona muy rica muere y al día siguiente los parientes se desesperan por conocer qué parte de la herencia les tocará.

Todos se reúnen alrededor del abogado para escuchar el testamento, ese documento legal que establece cómo y entre quiénes se repartirán los bienes del difunto. Para algunos será la diferencia entre ser pobres o ricos; para otros, la posibilidad de alcanzar un status diferente. Y para todos, la oportunidad de disfrutar un dinero extra que les habrá llegado sin hacer ningún esfuerzo.

Es posible recibir la fortuna de otra persona como parte de una herencia, pero no así sus cualidades. En otras palabras, las virtudes, los principios y valores no pueden pasarse a los demás a través de un testamento. ¡Cada persona debe elegir cómo vivir y qué conducta tener!

Lo mismo ocurre con la fe en Jesús. Una frase popular dice: «Dios no tiene nietos, solo hijos.»

Y así es: no alcanza con que nuestros padres o abuelos sean personas que aman a Dios, obedezcan sus enseñanzas y traten de compartir el amor de Jesús con la gente. ¡Cada uno debe tomar su propia decisión! ¡Tenemos que relacionarnos con nuestro Creador en forma personal!

Nuestros familiares, amigos y hermanos de la iglesia podrán inspirarnos, dejarnos buenos ejemplos y alentarnos a seguir a Jesús cada día. ¡Pero la elección depende de nosotros!

Sumérgete: ¿Ya hemos tomado nuestra decisión personal por Jesús o nos consideramos cristianos porque nuestros padres o abuelos lo son? ¡Atrevámonos a experimentar la fe en nuestros corazones!

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

Pisadas

«Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.» (Josué...

No siempre nuestras ideas son las mejores

«Y tomaron a Jonás, y lo echaron al mar; y el mar se aquietó de su furor.» (Jonás 1.15)   Estaba convencido de que lo que...

185 Juan el bautista en el desierto

¿Recuerdas a Juan, el primo de Jesús? Él había sido elegido por Dios para ser su profeta. Y él no tenía pelos en la lengua para cuestionar.

Oraciones — Parte 1

El niño aprende a hablar porque su padre habla con él; aprende el lenguaje del padre. Nosotros aprendemos a hablar con Dios porque él nos ha hablado y nos habla. En el lenguaje del Padre celestial aprenden sus hijos a hablar con Dios.

178 Un viaje al otro lado de las montañas

En el episodio de hoy escucharás la única historia en la Biblia en la que un bebé dentro de su mamá se entusiasmó al tener cerca a otro bebé.
Artículo anteriorUn llamado especial
Artículo siguienteVida de prisionero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí