spot_img

La fidelidad ¡Qué gran virtud!

Compártelo:

«Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo.» (2 Corintios 11.2)

La fidelidad ¡Qué gran virtud!
Imagen provista por pexels.com/es-es/@jasminecarter

La mejor manera de vivir es siendo fieles a Dios, a nuestras convicciones y a la gente que amamos. Eso significa muchas cosas, entre ellas:

– Tomar buenas decisiones y sostenerlas a pesar de las críticas o los problemas que pudieran surgir.

– Tener objetivos claros y no detenernos hasta que se concreten.

– Ser coherentes con lo que pensamos, decimos y hacemos.

– Cumplir nuestras promesas y no defraudar a nadie.

– Mantener viva la llama de la amistad, el amor y el entusiasmo, y no dejar que nada la apague.

– No jugar con los sentimientos de la gente ni engañar a quienes confían en nosotros.

– Conocer lo que dice la Biblia y tratar de obedecer sus enseñanzas.

¡La fidelidad es una de las virtudes más importantes en la vida!

Cuando decidimos ponerla en práctica en todo lo que hacemos, podemos disfrutar de veras cada proyecto y relación que emprendemos. Porque la fidelidad es la clave para lograr un matrimonio de éxito, es el ingrediente principal de toda amistad duradera, es la columna que sostiene una familia feliz y es el camino para desarrollar nuestro amor por Dios y convertirnos cada día en una persona mejor.

La Biblia está llena de promesas para quienes deciden comportarse fielmente. ¡Seamos fieles!

Sumérgete: Fidelidad es mantener el rumbo cuando otros nos invitan a desviarnos, es permanecer cuando los demás abandonan, es amar a Dios a pesar de que algunos no deseen relacionarse con él. ¡Nada que ver con la terquedad! La fidelidad es seguir adelante y hacerlo siempre con entusiasmo y alegría.

.

━ Popular

99 David es coronado

Un líder es alguien que sirve a otros, y eso reconocía la gente en David. Cuando Saúl murió, el puesto de rey quedó libre y la gente fue quien eligió

Qué pasaría si…

«Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, que no se mueve, sino que permanece para siempre.» (Salmos 125.1) Cuando nos enteramos...

¡Marcha en fe!

«Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no...

Las dos preguntas de Pablo

Hechos 9.1-9 Introducción La conversión de Pablo representa lo que ocurre cuando hay un encuentro verdadero con Jesús. Dos preguntas que necesitan ser respondidas: (1) ¿Quién eres,...

270 La cena del Señor

Llegó la última cena. Nadie se imaginaba que lo que pasó aquí se haría por cientos y cientos de años: recordar a Jesús con el vino y el pan. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí