spot_img

La guerra espiritual – Un bosquejo

Date:

Compártelo:

En Hechos 26.16-18, Pablo fue comisionado para llevar a cabo una tarea:

«Ponte de pie, que me he aparecido a ti porque tú vas a ser ministro y testigo de lo que has visto, y de lo que aún te voy a mostrar.

Yo te libraré de tu pueblo y de los no judíos, y quiero que vayas a ellos

PARA QUE:

  1. Les abras los ojos y
  2. Se conviertan (traerlos de vuelta)
    1. De las tinieblas a la luz, y
    2. Del poder de Satanás al poder de Dios;

Para que por la fe en [Jesús], reciban 

  1. el perdón de sus pecados
  2. y la herencia de los que han sido santificados».

Versículos importantes

1. Efesios 6.11: «Revístanse de toda la armadura de Dios, para que puedan hacer frente a las asechanzas del diablo.»

Asechanza: Ardid, artificio, engaño para dañar a alguien. Acechar: Aguardar, atisbar cautelosamente con algún propósito. Espiar. Preparar una emboscada (Lc 11.54).

2. Efesios 6.12: «La batalla que libramos no es contra gente de carne y hueso, sino contra principados y potestades, contra los que gobiernan las tinieblas de este mundo, ¡contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes!»

La batalla es espiritual. Estamos envueltos en una guerra masiva y violenta. 

Los costos en juego son altos y afecta la misma supervivencia del hombre, tanto en esta vida como en la venidera. 

Es una batalla de la cual nadie puede escapar. No hay tierra de nadie. No podemos ser indiferentes a la batalla, pero…

3. 2 Corintios 10.3-5: «Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo» (RVR1960). La batalla principal se desarrolla en la mente del cristiano, pero «nosotros tenemos la mente de Cristo» (1 Co 2.16), y también «transfórmense por medio de la renovación de su mente» (Ro 12.2).

4. 1 Juan 5.18: «Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios lo protege, y el maligno no lo toca.»

5. Job 1.9-10: «Pero Satanás le respondió al Señor: “¿Y acaso Job teme a Dios sin recibir nada a cambio? ¿Acaso no lo proteges, a él y a su familia, y a todo lo que tiene?”»

La derrota de los poderes de la oscuridad

  1. LUGAR DE LA VICTORIA: CALVARIO
    1. Muerte sobre la cruz (Col 2.14-15).
    2. Resurrección (1 Co 15.21-28; Ef 1.19-21).
    3. Ascensión (Sal 110.1-2).
    4. La cruz venció a:
      1. Satanás (no lo aniquiló, solo lo venció).
      2. Al pecado.
      3. A la muerte.
  2. LOS VENCIDOS
    1. El príncipe de este mundo.
      1. Juzgado (Jn 16.7-8, 11).
      2. Echado fuera (Jn 12.31-33; Ap 20.3).
      3. Sus obras fueron deshechas (1 Jn 3.8).
        1. Si Satanás no puede evitar que entremos en el reino de Dios, buscará de todas formas hacernos inefectivos.
        2. Su táctica es el temor, pero «el perfecto amor echa fuera el temor» (1 Jn 4.18). ¿Quién es el perfecto amor? DIOS.
        3. C. S. Lewis: «Lo próximo mejor de un alma perdida es un cristiano estéril».
    2. Principados y potestades (Col 2.15; Ef 1.20-22).
    3. Los enemigos de Cristo (Heb 10.13).
  3. PROPÓSITO DEL CALVARIO
    1. Completar el plan eterno de Dios (Ap 13.8; Col. 1.16-20).
    2. Liberar a los cautivos (Lc 4.18; Ap 2.11).
  4. RESULTADOS DEL CALVARIO
    1. Satanás es expulsado (Jn 12.31).
    2. Satanás, los principados y las potestades son desarmados (Col 2.15).
    3. El poder de Satanás es destruido (He 2.14; 1 Co 2.6).
    4. Satanás y sus fuerzas son puestas potencialmente debajo de los pies de Cristo, y lo estarán permanentemente (Ef 1.20-22).

Preparación para enfrentar a Satanás

  1. ORAR. Primero y principal, debemos acercarnos a Dios en oración a fin de anclar nuestra alma en lo profundo de su amor, que nunca falla. Debemos acudir a Dios como refugio personal, fuente de fuerza y seguridad. Es importante contar con «socios en la oración» que nos alienten y oren junto a nosotros, especialmente en momentos de presión o tentación.
  2. VIDA VICTORIOSA – Hebreos 12.14: «Procuren vivir en paz con todos, y en santidad, sin la cual nadie verá al Señor».
  3. VESTIR LA ARMADURA DE DIOS – Efesios 6.10-20.
  4. COMPRENDER
    1. Nuestra posición en Cristo (Ef 2.6).
    2. Que nuestra pelea es en la fuerza de Dios (Ef 6.10).
    3. Que Dios envía a sus ángeles para protegernos (He 1.14).
    4. Que el Espíritu Santo habita en nosotros (Jn 14.17).
  5. LA BATALLA. Tres elementos según Santiago 4.7:
    1. Someternos a Dios.
    2. Resistir al diablo.
    3. El diablo huirá de nosotros.
  6. EL ROL DE LA IGLESIA
    1. Revelar – Efesios 3.10-11: «…dar a conocer […] su multiforme sabiduría a los principados y poderes en los lugares celestiales».
    2. Exponer – Efesios 5.11: «…no tengan nada que ver con las obras infructuosas de las tinieblas; al contrario, denúncienlas».
    3. Resistir – Santiago 4.7: «…opongan resistencia al diablo…».
    4. Vencer – 1 Juan 2.13: «Les escribo… porque han vencido al maligno».

Nota al lector: Todas los pasajes bíblicos expuestos han sido tomados de la versión Reina Valera Contemporánea (RVC), salvo caso indicado.

.

━ Popular

309 La buena noticia para todos

Entre los pueblos existía una gran rivalidad y pensaban que el mensaje de salvación era solamente para un grupo específico.

Miremos las cosas desde otra perspectiva

«Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas. Y en mis alturas me hace andar.» (Habacuc 3.19) Era la...

Conoce más de la Reina Valera 1960

La revisión de 1960, realizada por Sociedades Bíblicas Unidas, examinaron el castellano utilizado para que todas y todos puedan entenderla.

¿Cómo son tus convicciones?

«Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de...

¡Quién dijo que es fácil resistir las tentaciones!

«No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer;...