spot_img

La vida cristiana no se trata de nombres ni fama

Date:

Compártelo:

«Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿qué es esto para tantos?» (Juan 6.9)

La vida cristiana no se trata de nombres ni fama
Imagen provista por pexels.com/es-es/@pixabay

Muchas personas caminan a nuestro alrededor sin que nos detengamos a pensar en sus nombres. Sería imposible lograrlo, en especial si vivimos en una gran ciudad donde todos corren de un lado para el otro.

En la Biblia aparecen muchas personas anónimas, hombres y mujeres que tal vez son mencionados en una sola ocasión, pero cuyas actitudes y palabras fueron importantísimas en el plan de Dios.

Por ejemplo, la jovencita que trabajaba al servicio de la esposa del general Naamán. Aunque los sirios la habían alejado de su patria, la niña no dudó en hablar de su fe y de esa manera logró que el general visitara al profeta Eliseo y fuera sanado de su enfermedad (2 Reyes 5.1-15).

O el niño que ofreció los cinco panes de cebada y los dos pescados que tenía. Minutos antes había escuchado de la necesidad de alimentar a la enorme multitud que seguía al Maestro por el desierto, y enseguida decidió hacer algo. ¡Su comida fue la base que utilizó Jesús para saciar el hambre de miles de personas! (Juan 6.1-12).

Y así podríamos seguir con una enorme lista de gente que dispuso su corazón para ayudar a los demás. Es que la vida cristiana no se trata de títulos ni nombres de gran importancia: Dios quiere encontrar en cada uno de nosotros personas humildes que deseen agradarle en todo y servirle en cada etapa de la vida.

Sumérgete: Intentemos hallar en cada historia bíblica a esos personajes anónimos que aportaron su fe, tiempo, recursos y valentía para que se cumplieran los propósitos de Dios.

.

━ Popular

Preguntémonos ¿Para qué? en vez de ¿Por qué?

«De Jehová son los pasos del hombre; ¿Cómo, pues, entenderá el hombre su camino?» (Proverbios 20.24) A lo largo de la historia las personas se...

La integridad es tu posesión más valiosa ¡no la pierdas!

«La integridad puede ser la posesión más preciosa que tengo, su violación mi más grande pérdida». Por César Aníbal Villamil ¿Soy confiable? Si no lo...

La fe en Dios nos ayuda a vencer obstáculos

Eugenia y Demetrio se casaron a principios del siglo XX. Como miembros de la nobleza de Varsovia, contaban con un excelente pasar económico. Pero la Primera Guerra Mundial obligó a Demetrio a dejar a su esposa para ir al frente de batalla. Una vez allí cayó en una emboscada, y el ejército enemigo lo trasladó a un campo de concentración.

115 La Ley es leída en público

En la antigüedad el pueblo se reunía en las plazas para escuchar la palabra de Dios ¿Te imaginas cómo era? Nehemías estaba emocionado.

¡Haz tu parte!

«…gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración.» (Romanos 12.12) «¿Qué podemos hacer?» El aroma del café llenaba el ambiente mientras...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí