spot_img

Las adicciones esclavizan

Date:

Compártelo:

«No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu.» (Efesios 5.18)

Las adicciones esclavizan
Imagen provista por pexels.com/es-es/@enginakyurt

La palabra «adicción» es otra manera de decir «esclavitud». La gente que sufre debido a diversas clases de adicciones conoce lo que significa estar esclavizada por algo que controla su vida. Personas que al principio deseaban liberarse de normas y preceptos sociales, huir de las crisis familiares, aliviar su mente de los recuerdos tristes y la depresión ahora viven atrapadas sin poder disfrutar de la libertad.

El abuso de drogas, tabaco, bebidas alcohólicas, la pornografía, el consumismo, los trastornos alimenticios, etc., son diferentes expresiones de la misma realidad: atrapan nuestra vida y nos convierten en esclavos.

Ya sea que nosotros mismo suframos de alguna adicción o deseemos auxiliar a algún amigo, éstas son ideas que nos pueden ayudar:

  • Primero, es necesario darse cuenta de que existe un problema. Ocultarlo y aparentar que no pasa nada solo hará que la situación se ponga peor.
  • Segundo, hay que hablar del asunto con los demás. Familiares, amigos, pero en forma especial con gente que se especializa en ayudar a quienes desean rehabilitarse de las adicciones.
  • Tercero, y lo más importante, acercarse a Dios y pedirle su auxilio es imprescindible para alcanzar la verdadera libertad. Solo él podrá quebrar las cadenas de la adicción y darnos las fuerzas necesarias para mantenernos firmes frente a las tentaciones.

¡Liberémonos pronto de todo lo que esclavice nuestra vida!

Sumérgete: Si nos acercamos a una iglesia cristiana veremos qué bueno es contar con la ayuda y el apoyo de los hermanos en la fe. ¡No estamos solos en las pruebas y luchas!

.

━ Popular

¿Qué hago en un mundo convulsionado y sin amor?

Mensaje del ministerio de sordos de Sociedad Bíblica de Guatemala para nuestros hermanos que tienen limitaciones auditivas y que sufren la desesperanza y confusión...

¿Qué nos mueve a seguir a Dios?

Es importante que nos preguntemos acerca de nuestra fe. ¿Por qué creemos en Dios? ¿Qué nos impulsa a seguir sus caminos?.

Amy Wilson Carmichael

La vida de Amy Carmichael nos recuerda que no hay una mejor manera de invertir nuestras vidas que en la obra del Señor. Nos hace reflexionar en las profundas necesidades que hay a nuestro alrededor y en lo apáticos que llegamos a ser ante estas realidades.

¿Cómo recargas tu «energía» espiritual?

Cuando confiamos en Jesús ¡El Espíritu Santo llena nuestra vida de energía! ¡Es un regalo de nuestro creador por permitirle habitar en nosotros!

Para Dios no somos uno más

«Pues aun vuestros cabellos están todos contados.» (Mateo 10.30) A veces tenemos la sensación de que nadie se acuerda de nosotros, pero en esos momentos...
Artículo anterior¿Cómo usas tu tiempo?
Artículo siguiente¿Cómo nos vemos?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí