spot_img

Manos que construyen

Compártelo:

«Extendí mis manos a ti, mi alma a ti como la tierra sedienta.» (Salmos 143.6)

Manos que construyen
Imagen provista por unsplash.com/@gabrielj_photography

Estaban allí cuando comenzó la historia de la humanidad. Adán y Eva las utilizaron como instrumentos para cortar el fruto prohibido, llevárselo a la boca y desobedecer las instrucciones del Creador. Caín las empleó para matar a su hermano Abel por la envidia que carcomía su corazón. Noé las usó como herramientas para construir el gran barco que Dios le había indicado, de modo que logró salvar a su familia y un gran número de animales.

Y así podríamos continuar durante muchas páginas más, enumerando las acciones que hombres y mujeres realizan con sus manos.

Con ellas podemos construir casas para quienes no tienen un techo o destruirlas mediante una guerra. Cubrir con una manta a quienes sufren las noches heladas durmiendo a la intemperie o despojar a la gente de sus bienes. Dar palmadas de ánimo a los deprimidos o golpear el rostro de las personas con quienes discutimos. Componer canciones de amor o escribir letras que promuevan la violencia, el desenfreno y la infidelidad.

Lo que hacemos con nuestras manos está directamente relacionado con nuestros pensamientos, sentimientos y decisiones. ¡Nuestra alma se proyecta en cada una de las actividades que realizamos!

Que nuestras manos siempre sean la expresión de nuestro amor por Dios, por nosotros mismos y por el prójimo. ¡Levantemos al caído! ¡Oremos por los necesitados! ¡Saludemos a quienes nos rodean! ¡Construyamos puentes entre la gente! ¡Compartamos la Biblia con todos!

Sumérgete: Evitemos que nuestras manos hagan cosas que desagraden a Dios. ¡Al contrario! Que sirvan como instrumentos para construir un mundo mejor.

.

━ Popular

303 Esteban no tiene miedo

Esteban era un joven que era bendecido por Dios y hacía milagros, además de que todo el tiempo hablaba de Jesús con la sabiduría que Dios le daba.

¿Estás pasando por una enfermedad?

Somos seres íntegros y lo que nos pasa en el cuerpo afecto todo nuestro ser. Cuando nuestra salud falla, nuestro mundo nos parece fuera de control. Si estás enfermo, no desperdicie esta oportunidad de aprender a conocer y acercarse a Dios. La Biblia nos dice cómo aprovechar las enfermedades. A veces una enfermedad nos puede enseñar algo que jamás aprenderíamos mientras teníamos nuestra salud.

Fórmulas, listas y genealogías – Parte 3

Ninguna relación evidente Algunos nombres dentro de las listas genealógicas parecen ser introducidas sin ninguna relación evidente al contexto. 1 Crónicas 2.47 es uno de tales...

302 Los apóstoles son interrogados

Los discípulos sabían que Jesús estaba vivo y lo enseñaban en todo lugar y en todo momento. Esto fue motivo para que los líderes religiosos los interrogaran

36 Benjamín puede ir

Hay recuerdos que nos cuestan superar, y eso le pasaba al papá de José. Haber perdido a su hijo fue algo que marcó su vida.
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí