spot_img

Manos que construyen

Date:

Compártelo:

«Extendí mis manos a ti, mi alma a ti como la tierra sedienta.» (Salmos 143.6)

Manos que construyen
Imagen provista por unsplash.com/@gabrielj_photography

Estaban allí cuando comenzó la historia de la humanidad. Adán y Eva las utilizaron como instrumentos para cortar el fruto prohibido, llevárselo a la boca y desobedecer las instrucciones del Creador. Caín las empleó para matar a su hermano Abel por la envidia que carcomía su corazón. Noé las usó como herramientas para construir el gran barco que Dios le había indicado, de modo que logró salvar a su familia y un gran número de animales.

Y así podríamos continuar durante muchas páginas más, enumerando las acciones que hombres y mujeres realizan con sus manos.

Con ellas podemos construir casas para quienes no tienen un techo o destruirlas mediante una guerra. Cubrir con una manta a quienes sufren las noches heladas durmiendo a la intemperie o despojar a la gente de sus bienes. Dar palmadas de ánimo a los deprimidos o golpear el rostro de las personas con quienes discutimos. Componer canciones de amor o escribir letras que promuevan la violencia, el desenfreno y la infidelidad.

Lo que hacemos con nuestras manos está directamente relacionado con nuestros pensamientos, sentimientos y decisiones. ¡Nuestra alma se proyecta en cada una de las actividades que realizamos!

Que nuestras manos siempre sean la expresión de nuestro amor por Dios, por nosotros mismos y por el prójimo. ¡Levantemos al caído! ¡Oremos por los necesitados! ¡Saludemos a quienes nos rodean! ¡Construyamos puentes entre la gente! ¡Compartamos la Biblia con todos!

Sumérgete: Evitemos que nuestras manos hagan cosas que desagraden a Dios. ¡Al contrario! Que sirvan como instrumentos para construir un mundo mejor.

.

━ Popular

305 Felipe en Samaria

El mundo está lleno de estafadores y mentirosos y, entre ellos, hay personas que se esfuerzan por seguir hablando de Jesús.

¿Hay algo que nos separa del amor de Dios?

«…ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor...

Sermones y discursos — Parte 1

Entre los diferentes géneros o formas literarias que aparecen en la Biblia, el discurso o sermón es probablemente el menos estudiado de todos.

189 Los primeros discípulos

Muchos se preocupan por tener muchos seguidores, algo muy distinto a lo que Jesús hizo, que eligió pocas personas para que lo acompañaran.  

¿Qué has «sembrado» en tu corazón?

Sembrar es una tarea que requiere dedicación, esfuerzo y mucha fe. Porque pasará tiempo antes de que las semillas germinen, crezcan y den fruto.
Artículo anteriorLa vida es una lucha continua
Artículo siguienteEl comienzo de la vida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí