spot_img

Música en la Biblia —Parte 1

Date:

Compártelo:

La música en el Antiguo Testamento

A través del largo período histórico que abarca la Biblia, se encuentran muchas referencias a la música en la vida de sus pueblos y culturas. La música tenía lugar en casi todas las actividades de la vida del pueblo de Israel.

Por Guillermo Mitchell 

La más antigua referencia a la música se encuentra en la lista de los descendientes de Caín en el libro de Génesis:

Adá dio a luz a Jabal, de quien descienden los que viven en tiendas de campaña y crían ganado. Jabal tuvo un hermano, Jubal, de quien descienden todos los que tocan el arpa y la flauta (4.20, 21, DHH).

Algunos cantos antiguos se relacionan con eventos específicos tales como la victoria sobre los enemigos (Ex 15.1-18; Jue 5.1-31) o el ritual junto a un pozo (Nm 21.17, 18). Otras referencias sugieren música vigorosa acompañada de movimiento físico —instrumentos musicales, canto y danza:

Entonces la profetisa María, hermana de Aarón, tomó una pandereta, y todas las mujeres la siguieron, bailando y tocando panderetas, mientras ella les cantaba:

«Canten en honor al Señor,
que tuvo un triunfo maravilloso
al hundir en el mar caballos y jinetes»
(Ex 15.20, 2, DHH1).

 

 

En otros libros del Antiguo Testamento se puede ver claramente que la música también ocupaba su lugar en una amplia variedad de contextos. Las trompetas resonaron durante la toma de Jericó (Jos 6). La música ayudaba a evocar los estados de éxtasis o el estado mental propicio para profetizar (2 R 3.15ss.). Desde su juventud David es caracterizado como músico; entre otras cosas, él podía tranquilizar el ánimo atormentado del rey Saúl (1 S 16.14-23). Luego de haber derrotado a Goliat, el pueblo festejó el evento con canto y danza:

Sin embargo, cuando las tropas regresaron después que David mató al filisteo, de todas las ciudades de Israel salieron mujeres a recibir al rey Saúl cantando y bailando alegremente con panderos y platillos. Y mientras cantaban y bailaban, las mujeres repetían: «Mil hombres mató Saúl, y diez mil mató David» (1 S 18.6, 7, DHH).

Tiempo después, cuando David rescató el arca de la alianza y la llevó triunfante de vuelta a Jerusalén todos celebraron con gran entusiasmo:

Mientras tanto, David y todos los israelitas iban delante de Dios cantando y danzando con todas sus fuerzas, al son de la música de arpas, salterios, panderos, castañuelas y platillos (2 S 6. 5, DHH).

Música en la Biblia —Parte 1

 

La música y la danza estaban presentes en las celebraciones, tanto grandes como pequeñas, que marcaban los eventos importantes en la vida del pueblo. En las labores del campo los trabajadores cantaban para mantener el ritmo de su trabajo y completar a tiempo los deberes del día. Sin embargo, conforme Israel evolucionó de ser una sociedad tribal, nómada y pastoril hasta convertirse en una cultura urbana, la música cambió y se volvió más compleja e institucionalizada.

Esto es observable en el desarrollo del culto en Jerusalén. Cuando el arca fue instalada en Jerusalén un cuerpo oficial de músicos y cantantes entrenados se estableció para dirigir la adoración (1 Cr 16.4-7, 39-42). La música jugó un papel vital en la adoración en el templo de Jerusalén; en especial, los salmos ocupaban un lugar muy importante. Las frases que encabezan muchos salmos tales como «Salmo de Asaf» o «de los hijos de Coré» los relacionan con ciertos gremios de músicos, mientras que otros encabezados tales como «al líder: con instrumentos de cuerdas de acuerdo con el Seminit» pueden indicar cierta melodía en particular. Algunos títulos indican que el salmo es de un tipo particular tal como «de lamento». De hecho, el análisis de los salmos en sus diferentes «géneros» constituye un estudio importante en sí mismo.

Peregrinar a los lugares sagrados era una actividad común entre los israelitas. A lo largo del trayecto ellos cantaban cantos propios al tema de su peregrinación, tales como los «cánticos de las subidas» —Salmos 120 al 134— que exaltaban la oportunidad de «subir» a Jerusalén y adorar en el templo de Jerusalén, en Sión. Estos cantos estaban asociados probablemente con las tres grandes festividades agrícolas (Ex 23.17; Dt 16.16). Sin duda era muy impactante para el israelita común participar en la peregrinación y la adoración en el templo. Además, era un evento con gran atractivo estético e importancia simbólica; por ejemplo, las trompetas representaban la autoridad de Dios, su majestad y poder.

Música en la Biblia —Parte 1

En algunos libros como Amós se indica que la música fue volviéndose más formal; músicos «profesionales» fueron contratados para formar coros y orquestas que servían en los diversos templos y lugares sagrados, y en el palacio. No obstante, la alta calidad de los músicos no representó necesariamente que la música fuera aceptada por Dios. Durante la visita de Amós a Betel, él predicó en contra de la injusticia en esa sociedad y la vaciedad del culto en el templo de allí. El mensaje de Dios a los adorantes fue:

Odio y desprecio las fiestas religiosas
que ustedes celebran;
me disgustan sus reuniones solemnes.
¡Alejen de mí el ruido de sus cantos!
¡No quiero oír el sonido de sus arpas! (5.21, 23, DHH).

La sinagoga como institución parece haber comenzado durante el período de la cautividad en Babilonia. La palabra en sí significa «lugar de asamblea», y no implicaba necesariamente un edificio o lugar concreto —eso se dio más tarde, a mediados del siglo III a.C. El culto de la sinagoga fue adaptado del estilo del culto del templo, pero organizado y conducido por personas laicas, no herederos de la línea sacerdotal. Los servicios incluían lecturas de la Ley y los Profetas, Salmos, enseñanza, oración y la bendición final.

Música en el Nuevo Testamento

Música en la Biblia —Parte 1

La destrucción del templo de Jerusalén en el año 70 d.C. provocó que los judíos desarrollaran nuevas formas de expresión musical. Para entonces ya se habían impuesto restricciones sobre el uso público de música y danza en la celebración del sábado. Como resultado del poder y la cultura grecorromana aumentaron aun más las restricciones. Solo en Lucas 7.32 y en Mateo 11.7 se menciona específicamente el uso de la flauta y danza en el Nuevo Testamento, y el pasaje en Lucas lo menciona en el contexto de los juegos infantiles.

La música en la sinagoga cumplía una función de ayuda emocional y como instrumento en la enseñanza para el mantenimiento de la fe judía y el estilo de vida. Los coros del templo ya no existían y la música instrumental estaba prohibida en la sinagoga. Los salmos, las oraciones y las lecturas eran entonados en forma recitativa, es decir, se recitaban en un tono alto semejante a una letanía. El texto era cantado en una sola nota, con variaciones melódicas simples que indicaban la estructura gramatical. Probablemente los primeros cristianos adaptaron a su propio culto lo que ya conocían de la música en la sinagoga, en la forma de salmos, himnos y cantos espirituales, cantando y alabando al Señor (Ef 5.19).

 

El préstamo del culto de la sinagoga, tanto el canto de himnos como el canto coral, contribuyó al sentimiento emocional comunitario necesario para la edificación del nuevo movimiento cristiano. Muchos de los primeros cristianos solían congregarse en la sinagoga local y debían estar familiarizados con esa forma de culto. Ellos sabían los  mismos himnos y fueron agregando nuevos cantos que reflejaban su nueva fe en Jesús. Las palabras de algunos himnos primitivos aparecen en el Nuevo Testamento. La narración de la natividad que aparece en el Evangelio de Lucas incluye el canto de María (el Magnificat), el canto de Zacarías (el Benedictus) y el canto de Simeón (el Nunc Dimittis). Las palabras de otros himnos cristianos primitivos se mencionan en algunas epístolas del Nuevo Testamento (Flp 1.5-11, 1 Ti 3.16, 1 P 3.18-22). Encontramos otros  fragmentos de himnos en Apocalipsis 4.1; 5.9–10, y los cantos de victoria y confianza en Apocalipsis 7.15–17; 11.17–18.

A medida que la Iglesia crecía y el evangelio se extendía en otras culturas, se introdujeron otras influencias musicales. Sin embargo, hubo oposición contra la música instrumental y la danza, porque eran asociadas con las religiones paganas, los espectáculos del coliseo romano, la vida disipada y la inmoralidad. En los siglos subsecuentes los cristianos no solo han desarrollado formas musicales propias y de expresión distintiva, sino también han aprovechado las tradiciones musicales de muchas culturas. A través de las generaciones sucesivas los cristianos han discutido sobre los tipos de música y expresiones musicales apropiadas para el contexto de la Palabra de Dios y el culto a Dios.

Instrumentos musicales

El estudio de los instrumentos musicales que se usaron durante el período bíblico, de manera especial en el del Antiguo Testamento, es realmente difícil. Varias de las palabras hebreas que se refieren a los instrumentos no coinciden con instrumentos conocidos o usados en el presente. La lista que sigue muestra lo tentativo que sigue siendo hoy la clasificación de los instrumentos musicales que se citan en la Biblia: [1]

Lira, (nevel)
Lira, kinnor, arpa
Cuerno, cuerno de carnero, sofar
Trompeta, trompa
Flauta, tubo
Gaita (o: timbal, tambor grande)
Pandereta
Címbalo
Gong
Shaker, tamboril
Cascabel, campana
Tambor, tambor manual, tambor enmarcado 

Debe advertirse que las trompetas las tocaban los sacerdotes; las arpas, liras y címbalos, los levitas; y los otros instrumentos, los demás hebreos (Sal 150.3-5). La traducción de los términos para estos instrumentos musicales suele enfrentarse de tres maneras: (a) con frases descriptivas; (b) con términos de instrumentos locales; y (c) con términos genéricos acompañados de una palabra tomada prestada.

Instrumentos de cuerda o cordófonos

Lira, nevel, arpa: La lira consistía en un cuello que sale de una caja de resonancia. Las cuerdas se tensaban desde el extremo del cuello por toda su longitud y por encima de la caja de resonancia. El cuerpo de la lira era de madera y las cuerdas de intestinos de animales (quizá de oveja). La cantidad de cuerdas variaba. Las cuerdas se pulsaban o con los dedos o con una pequeña pieza de marfil o metal para producir un sonido que resonaba, probablemente en un registro más bajo que el que producía el kinnor («arpa» en RVR y DHH).

*****Busque la segunda parte de este artículo aquí: «Música en la Biblia — Parte 2» 

________________

Notas y referencias 

Nevel («salterio»): [Field]1 S 10.5; Sal 33.2; 57.8; 71.22; 81.2; 92.3; 108.2; 144.9; 150.3; Is 5.12; Am 5.23; 6.5

Kathros («cítara», DHH):[Field] Dn 3.5, 7, 10, 15

Kithara («arpa», DHH):[Field] 1 Co 14.7; Ap 5.8; 14.2; 15.2; 18.22; [1 Mac 4.54]

Hay una incertidumbre considerable en la identificación de los diversos cordófonos. Aumenta la confusión debido al hecho de que los diferentes términos se utilizan a menudo en forma intercambiable o paralela (cf. nevel y kinor en 1 S 10.5; 2 S 6.5; Sal 33.2; 57.9; 71.22; 92.4; 108.3; 144.9; 150.3). En varios Salmos (33.2; 92.4; 144.9) nevel está vinculado con la palabra asor, lo cual podría indicar «de diez cuerdas».

En la traducción debe hacerse una cierta adaptación cultural, ya que las culturas difieren entre sí en cuanto a forma, cantidad de cuerdas y función de sus instrumentos. Habrá que escoger un instrumento equivalente en la lengua receptora. En la mayoría de los casos la traducción más exacta será la «lira» o algún instrumento pequeño de cuerdas equivalente, en el cual las cuerdas están tensadas sobre una caja y se pulsan. En algunos pasajes, sin embargo, el nevel parece ser una versión más grande del kinor y de tono más bajo. En este caso el equivalente más cercano en muchos casos será un arpa pequeña. En algunos casos será necesario ampliar a «instrumento de cuerdas llamado arpa», en tanto que en otros será suficiente decir «instrumento de cuerdas». El «arpa» de la que se habla aquí era considerablemente más pequeña que el instrumento moderno del mismo nombre en las orquestas modernas. El instrumento bíblico podía sostenerse con una mano y se tocaba con la otra. La traducción debería evitar una palabra que designe un instrumento demasiado grande.

Lira, kinor

Este instrumento consistía en una caja de resonancia de cuyas extremidades sobresalían dos brazos, que sostenían una pieza transversal. Las cuerdas bajaban desde la pieza transversal hacia la caja de resonancia. Al igual que con el nevel, la cantidad de cuerdas podía variar. Su grosor y tensión variables daba al instrumento una gama de notas. La lira solía ser de madera. Las cuerdas eran de intestinos de animales (quizá de oveja). Las cuerdas se tocaban con los dedos o con la ayuda de una pequeña “palillo” o plectro. El kinor en particular se suele representar como un instrumento que acompañaba a cantos.

Referencias 

Kinor («arpa», DHH):[Field] Gn 4.21; 31.27; 1 S 10.5; 16.16, 23 [más de 40x en total]

Psanterin[Field] («arpa», DHH): Dn 3.5, 7, 10, 15

kinura («arpa», DHH):[Field] 1 Mac 4.54; 13.51

Instrumentos de viento o aerófonos

Son instrumentos que emiten sonido por medio de la vibración del aire en, a través o alrededor de ellos. Esta categoría incluye dos clases de instrumentos: (1) aquellos en que los labios del que toca producen la vibración de aire en el instrumento, y (2) aquellos en que el punto de entrada al instrumento produce la vibración del aire.

Cuerno, cuerno de carnero, sofar

Instrumento de viento hecho de cuernos de animales, de ordinario de oveja macho o carnero. El cuerno del animal se suavizaba de modo que se lo pudiera moldear. Se cortaba la punta del cuerno para dejar una pequeña abertura a través de la cual soplaba quien lo utilizaba. La vibración de los labios producía el sonido.

El cuerno del carnero servía dos fines generales: (a) Se tocaba en ciertos contextos religiosos, no como acompañamiento musical para el culto sino para anunciar eventos importantes. Algunos de ellos eran la entrega de la Ley en el monte Sinaí, el Día de Expiación, la entrada del arca del pacto a Jerusalén y la coronación de reyes. También servía a los profetas como símbolo de una llamada al arrepentimiento (Am 2.2; 3.6; Os 5.8; 8.1; Jl 2.1, 15; Zac 1.16). (b) El cuerno del carnero servía como señal o alarma cuando se aproximaba un conflicto armado. Esas referencias son especialmente comunes en los libros proféticos.

Referencias 

Yovel («cuerno de carnero» en DHH; «bocina» en RVR):[Field] Ex 19.13; Jos 6.4, 6, 8, 13

Qeren qarna(«trompeta», DHH; «cuerno», RVR): Jos 6.5; Dn 3.5, 7, 10, 15

Shofar[Field] («bocina», RVR; «trompeta», DHH; «cuerno»): Ex 19.16,19; 20.18; Lv 25.9(2x); Jos 6.4-20(13x); Jue 3.27; 6.34; 7.8,16-22(5x); Job 39.24-25; 1 S 13.3; 2 S 2.28; 6.15; 15.10; 18.16; 20.1,22; 1 R 1.34,39,41; 2 R 9.13; 1 Cr 15.28; 2 Cr 15.14; Neh 4.18,20; Job 39.24,25; Sal 47.5; 81.3; 98.6; 150.3; Is 18.3; 27.13; 58.1; Jer 4.5,19,21; 6.1,17; 42.14; 51.27; Ez 33.3,4,5,6; Os 5.8; 8.1; Jl 2.1,15; Am 2.2; 3.6; Zac 1.16; Zac 9.14

Taqoa («trompeta», RVR y DHH): Ez 7.14

Salpigx («trompeta», RVR y DHH): Heb 12.19

Trompeta, trompa

Instrumento de viento, utilizado con frecuencia para emitir señales, en especial en relación con guerras. Era de metal (las trompetas que se mencionan en Nm 10 eran de plata). Era un tubo recto y estrecho, de unos 40-45 cm. de longitud. Una extremidad tenía una boquilla, en tanto que la otra se ensanchaba en forma de campana. Se producía el sonido soplando en la boquilla de tal forma que los labios vibraran. Se amplificaban las vibraciones cuando pasaban por la parte ensanchada del tubo.

El propósito de la trompeta en Israel era primordialmente para enviar señales. Números 11.1-10 enumera una serie de ocasiones en las que debían utilizarse las trompetas, incluyendo avisar a la gente para que levantara el campamento, llamar a las personas para que se reunieran, llamar solo a los líderes para que se reunieran, cuándo partir hacia la batalla y para fines litúrgicos durante ciertos festivales. Es significativo que fuera responsabilidad de los sacerdotes tocar las trompetas.

Referencias 

Jasosrah («trompeta»): Nm 10.2, 8-10(3x); 31.6; 2 R 11.14(2x); 12.13; 1 Cr 13.8; 15.24,28; 16.6,42; 2 Cr 5.12,13; [7.6;] 13.12,14; 15.14; 20.28; 23.13(2x); 29.26-28(3x); Esd 3.10; Neh 12.35,41; Sal 98.6; Os 5.8

Qeren («trompeta», DHH; «bocina», RVR): Dn 3.5, 7, 10, 15

Salpigx, salpizô («trompeta»): Mt 6.2; 24.31; 1 Co 14.8; 15.52; 1 Ts 4.16; Ap 1.10; 4.1; 8.2, 6, 13; 9.14; 10.7; 18.22; (estas palabras aparecen ca. 20 veces en los DC).

Flauta, tubo

Instrumento de viento que consistía en un tubo con una serie de huecos para los dedos que se empleaban para modificar el tono. Algunas se hacían de caña y podían tener formas diferentes: el tubo podía ser un cilindro o más en forma de cono. Había varios instrumentos hechos de un solo tubo, mientras que otros tenían dos tubos uno junto al otro. A menudo los tubos dobles se montaban en forma de V, con dos cañas separadas. Una de ellas tenía varios huecos en tanto que la otra tenía un solo hueco y fungía como una especie de tono sostenido. Algunos tubos o flautas se hacían con otros materiales, como madera, marfil, hueso o metal.

El sonido se producía, en el caso de la flauta, soplando por una abertura que conducía a un hueco interior que se extendía por todo el instrumento; en algunos casos el hueco estaba al final del instrumento en tanto que en otros el hueco estaba al costado del instrumento, hacia una de las extremidades. En el caso del tubo de caña, se hacía circular una columna de aire soplando un dispositivo de caña que lo hacía vibrar.

Referencias 

Jalil («flauta»): 1 S 10.5; 1 R 1.40; Is 5.12; 30.29; Jer 48.36(2x)

Nejilot («flautas», DHH): Sal 5 (titulo)

Masroqita («flauta»): Dn 3.5, 7, 10, 15

Aulos, auleô, aulêtês («flauta»): Mt 9.23; 11.17; Lc 7.32; 1 Co 14.7; (Eclo 40.21; 1 Mac 3.45; 1 Esd 5.2)

Mateo 9.23 (DHH dice «músicos») se refiere a una tradición judía en cuya práctica se esperaba que incluso los más pobres tuvieran a dos flautistas y a una llorona profesional para un funeral.

 

.

━ Popular

36. Lucha

La vida es una lucha continua en la que nunca debemos darnos por vencidos. Debemos luchar en todo momento para alcanzar la victoria y la vida plena con Dios. Escuchemos en este episodio el regalo que él tiene con nosotros.

52. Alumbremos

Cuando nuestro ser y actuar es el reflejo de lo que quiere Dios, nuestra vida es de esperanza en medio de la oscuridad.

¿Es posible lograr un mundo mejor?

«Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este...

Cómo estudiar la Biblia

Métodos de estudio bíblico: En el presente artículo explicaremos de manera práctica cómo estudiar una palabra de la Biblia.

263 Sanidad en el templo

Los fariseos no querían que Jesús siguiera haciendo sus milagros en el lugar, buscaban cualquier excusa para molestarle.

4 COMENTARIOS

  1. Me muy importante de tantas enseñanzas que aparece y Dios le siga bendiciendo grandemente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí