spot_img

¡Necesitamos una revolución de amor!

Date:

Compártelo:

«…con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.» (Romanos
15.19)

¡Necesitamos una revolución de amor!
Imagen provista por unsplash.com/@jtylernix

¿Qué se nos cruza por la mente cuando escuchamos la palabra «revolución»?

Dependiendo del lugar en donde vivamos, podríamos pensar en banderas, consignas pintadas en las paredes y apasionados discursos políticos. Si contamos con referencias históricas, quizás recordemos algunos hechos como la «Revolución Francesa», la «Revolución Industrial», o la «Revolución Socialista».

La siguiente oración a Dios se le atribuye a san Francisco de Asís, quien vivió en el siglo XIII: «Señor, haz de mí un instrumento de tu paz. Que donde haya odio, ponga amor. Que donde haya ofensa, ponga perdón. Que donde haya discordia, ponga unión. Que donde haya error, ponga verdad. Que donde haya duda, ponga fe. Que donde haya desesperación, ponga esperanza. Que donde haya tinieblas, ponga tu luz. Que donde haya tristeza, ponga alegría.

»Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar; ser comprendido, cuanto comprender; ser amado, cuanto amar. Porque es dándose como se recibe, es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo, es perdonando, como se es perdonado, es muriendo como se resucita a la vida eterna.»

¡Qué palabras tan bellas y llenas de inspiración!

Porque la mayor revolución que los seres humanos necesitamos es la de pasar del dicho al hecho, de la teoría a la práctica, de lo que sabemos y entendemos a lo que debemos hacer para que nuestro mundo sea un lugar mejor. ¡Elegir amar a los demás en vez de darle lugar al egoísmo!

¡Necesitamos una revolución de amor!

Sumérgete: Dios quiere utilizarnos para transformar nuestra sociedad, es decir, ayudar a que la gente viva mejor. Porque cuando la gente conoce a Jesús y lo sigue como Señor y Salvador, deja de lado el egoísmo para darle lugar al amor.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

94 Amigos por siempre

Hay varios tipos de amigos: los que están contigo para disfrutar un momento, otros que confían más en ti, y otros que están dispuestos a interceder por ti.

Mostremos hechos, no palabras

«Porque de la abundancia del corazón habla la boca.» (Lucas 6.45b) En cierta ocasión Nicolás tuvo la oportunidad de dialogar con un anciano que había...

233 Un ciego es sanado en Betsaida

Imagina que no pudieras ver en ningún momento. Tienes que cambiarte de ropa, alimentarte, caminar sin la posibilidad de mirar.

9 La barca de Noé

Aún cuando había mucha maldad en el mundo, Dios tenía esperanza en que la humanidad podría ser mejor y diseñó un plan.

Dios enjugará nuestras lágrimas

Julieta comenzó a llorar desconsoladamente. Nadie sabía por qué, pero la imagen era tan triste y dolorosa que sus compañeras no pudieron quedarse inmóviles. Se acercaron, la abrazaron y, luego de unos minutos, intentaron descubrir el motivo de su angustia.
Artículo anterior¡Pongámonos en los zapatos de otro!
Artículo siguiente¡Dios me ayuda!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí