spot_img

¡Necesitamos una revolución de amor!

Date:

Compártelo:

«…con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.» (Romanos
15.19)

¡Necesitamos una revolución de amor!
Imagen provista por unsplash.com/@jtylernix

¿Qué se nos cruza por la mente cuando escuchamos la palabra «revolución»?

Dependiendo del lugar en donde vivamos, podríamos pensar en banderas, consignas pintadas en las paredes y apasionados discursos políticos. Si contamos con referencias históricas, quizás recordemos algunos hechos como la «Revolución Francesa», la «Revolución Industrial», o la «Revolución Socialista».

La siguiente oración a Dios se le atribuye a san Francisco de Asís, quien vivió en el siglo XIII: «Señor, haz de mí un instrumento de tu paz. Que donde haya odio, ponga amor. Que donde haya ofensa, ponga perdón. Que donde haya discordia, ponga unión. Que donde haya error, ponga verdad. Que donde haya duda, ponga fe. Que donde haya desesperación, ponga esperanza. Que donde haya tinieblas, ponga tu luz. Que donde haya tristeza, ponga alegría.

»Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar; ser comprendido, cuanto comprender; ser amado, cuanto amar. Porque es dándose como se recibe, es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo, es perdonando, como se es perdonado, es muriendo como se resucita a la vida eterna.»

¡Qué palabras tan bellas y llenas de inspiración!

Porque la mayor revolución que los seres humanos necesitamos es la de pasar del dicho al hecho, de la teoría a la práctica, de lo que sabemos y entendemos a lo que debemos hacer para que nuestro mundo sea un lugar mejor. ¡Elegir amar a los demás en vez de darle lugar al egoísmo!

¡Necesitamos una revolución de amor!

Sumérgete: Dios quiere utilizarnos para transformar nuestra sociedad, es decir, ayudar a que la gente viva mejor. Porque cuando la gente conoce a Jesús y lo sigue como Señor y Salvador, deja de lado el egoísmo para darle lugar al amor.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

La integridad es tu posesión más valiosa ¡no la pierdas!

«La integridad puede ser la posesión más preciosa que tengo, su violación mi más grande pérdida».

¡Aprendamos a soportar a los demás!

Dios quiere que aprendamos a soportar a los demás. ¿Significa que debemos aguantar a la gente todo el tiempo?, no es lo más importante.

111 El jarro de aceite sin fondo

La esposa de un profeta que había fallecido no podía pagar una deuda para proteger a sus hijos, sin embargo, no necesitó lujos para cubrir sus deudas.

Pódcast: El día de reposo, más allá de la ley – Marcos 2

A diferencia del Evangelio de Mateo, que en sus dos primeros capítulos narra la infancia de Jesús, Marcos se enfoca desde el inicio en contarnos varias acciones de Jesús. Loida Ortiz, junto al Dr. Alfredo Tépox, experto en traducción bíblica, analizan el capítulo 2 del evangelio de Marcos, que nos presenta varias acciones y reflexiones sobre el caminar del creyente.

El gran mandamiento

Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas. El Gran Mandamiento
Artículo anterior¡Pongámonos en los zapatos de otro!
Artículo siguiente¡Dios me ayuda!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí