spot_img

¿Necesitas que Dios restaure tu vida?

Date:

Compártelo:

«Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?» (2 Corintios 13.5)

¿Necesitas que Dios restaure tu vida?
Imagen provista por unsplash.com/@roadtripwithraj

Los pescadores habían trabajado durante toda la noche y estaban cansados. Ni el frío había logrado detener su obligación. Sabían que tenían una oportunidad y no estaban dispuestos a desperdiciarla.

Con la barca amarrada cerca de la orilla, y antes de regresar a sus casas, realizaban dos tareas importantes: separaban lo que habían pescado, para vendérselo a los mercaderes; y dedicaban unos momentos para verificar el estado de sus redes y limpiarlas.

Cuando hallaban que algo no estaba bien, allí mismo se ponían a coser y remendar las redes. ¡Los pescadores sabían que era muy importante tener sus redes restauradas y listas para la pesca!

¿Y cómo estamos nosotros? ¿Necesitamos que algún sector de nuestra vida sea restaurado por Dios? Tal vez alguien nos haya herido con sus palabras o su actitud, o quizás hayamos cometido algún pecado que enturbió nuestra alegría y pureza. Cuanto antes, mostrémosle a Dios nuestra vida tal y como está, y dejemos que él nos restaure para que podamos vivir la vida que él planeó para nosotros.

Sumérgete: Restaurar es volver a poner las cosas en su lugar. Dios quiere ayudarnos a remendar nuestras relaciones rotas, sanar nuestros sentimientos y volver a darnos la pureza que perdimos por culpa del pecado. Acerquémonos a él, mostrémosle nuestro arrepentimiento y nuestros deseos de ser sanados. ¡Él obrará en nuestras vidas!

.

━ Popular

¿Qué ocurre cuando perdonamos?

El perdón no siempre cambia a los demás, pero tiene el poder de hacer de nosotros personas cada vez más maduras, y nos ayuda a mostrar el amor de Dios.

La vida es como un «banco de valores»

«El alma generosa será prosperada; y el que saciare, él también será saciado.» (Proverbios 11.25) A nadie se le ocurriría ir a un banco y...

¿Te preocupa solo tu bienestar?

«Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.» (1 Corintios 10.24) El odio es lo contrario al amor. La indignación brota como resultado de...

No confundamos la independencia con rebeldía

«Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos; guarda la ley y el consejo.» (Proverbios 3.21) En la vida de toda persona llega...

La felicidad es como nuestra sombra

«Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí