spot_img

No dejes que las emociones dirijan tus pensamientos

Date:

Compártelo:

«Mi alma también está muy turbada; y tú, Jehová, ¿hasta cuándo? Vuélvete, oh Jehová, libra mi alma; sálvame por tu misericordia.» (Salmos 6.3-4)

La montaña rusa suele ser la atracción más visitada en los parques de diversiones alrededor del mundo. Algunas son simples y no hace falta demasiada valentía para subirse a ellas. Otras, en cambio, parecen haber sido diseñadas con el objetivo de intimidar a la gente. Las subidas y bajadas, los tramos llenos de curvas y pendientes, la velocidad extrema con la que marchan los pequeños coches, todo está pensado para que la adrenalina corra por las venas de quienes se animen a dar una vuelta.

Algunas personas viven como si estuvieran todo el tiempo en una montaña rusa. Por momentos parecen felices y contentas, llenas de alegría por sus logros, amistades y bendiciones. ¡Están arriba, en el punto más alto!

Pero al poco tiempo se las ve tristes, deprimidas y sin esperanza acerca de su futuro. Ya no queda nada de la euforia que sentían días atrás. Ahora solo hay amargura y un profundo sentido de soledad.

¿Qué ocurre? ¿Cuál es la razón de esos cambios tan bruscos?

En la mayoría de las situaciones, el problema consiste en permitirles a las emociones que dirijan los pensamientos. En otras palabras, dejar las decisiones, las relaciones interpersonales y los proyectos en manos de los diferentes estados de ánimo.

Si vivimos de esa manera solo obtendremos frustración y debilidad de carácter. Pero si ponemos nuestros sentimientos bajo la dirección de nuestra voluntad, podremos crecer y disfrutar de la vida a pesar de lo que sintamos o las circunstancias a nuestro alrededor.

Sumérgete: Ciertas experiencias de ese tipo suelen ser parte natural del crecimiento, en especial durante la adolescencia, o pueden ser síntomas de problemas físicos que deben ser tratados por los médicos. Lo importante es descubrir la causa del problema y buscar ayuda para desarrollar una vida libre y sana. 

Más articulos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

Pensemos bien antes de hablar

«Lazo es al hombre hacer apresuradamente voto de consagración, y después de hacerlo, reflexionar.» (Proverbios 20.25) «No, yo no hago lo que decía que hay...

¿Listos para compartir el mensaje De Dios?

«Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres.» (1 Timoteo 2.1) Miles de hombres y...

281 La sentencia de muerte

Hay ocasiones en las que debemos hacer lo correcto, pero el miedo nos gana, como a Pilato, que tenía tanto temor que hizo lo que el pueblo pedía.

347 La fe de los antiguos

Muchas veces escuchamos que nos dicen: ¡ten fe! pero qué es la fe?

182 La estrella que guió hasta la cuna

El nacimiento de Jesús fue un acontecimiento tan importante que aún en las estrellas hubo una que destaca, anunciando que el salvador ya había nacido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí