spot_img

No siempre nuestras ideas son las mejores

Compártelo:

«Y tomaron a Jonás, y lo echaron al mar; y el mar se aquietó de su furor.» (Jonás 1.15)

No siempre nuestras ideas son las mejores
Imagen provista por unsplash.com/

 

Estaba convencido de que lo que él pensaba era lo mejor. Por eso no dudó ni un instante en recoger sus cosas, subirse a aquel barco y dirigirse hacia un lugar distinto del que Dios le había indicado. ¡Ni se imaginaba lo que ocurriría durante la travesía!

En un momento, cuando nadie se lo esperaba, una tormenta comenzó a sacudir con violencia la pequeña embarcación. El viento y la lluvia eran tan fuertes que hasta los marineros –gente con muchísima experiencia en su oficio– tuvieron miedo de naufragar y morir ahogados.

Jonás entendió enseguida que era su culpa, ¡había desobedecido a Dios! Le pidió a la tripulación que lo tirara al agua para calmar la tormenta y, aunque al principio no querían hacerle caso, accedieron y lo lanzaron. ¡Un gran pez se lo tragó y Jonás estuvo en su vientre durante tres días completos!

Sin embargo, Dios lo salvó de una muerte segura porque tenía un plan para su vida. ¡Ahora sí Jonás estaba dispuesto a obedecer y llevar a cabo lo que Dios le había pedido!

Dios nos ama y desea hacer de nosotros personas cuyas vidas tengan sentido, dirección y propósito. A veces utilizará ciertas experiencias que nos ayudarán a mantener el rumbo y a no desviarnos. ¡Aprendamos a seguir sus instrucciones y enseñanzas cada día!

Sumérgete: Dios es nuestro Padre y en ciertas ocasiones deberá disciplinarnos para que aprendamos todo aquello que desea enseñarnos. ¡Pero siempre lo hará con amor y cuidado! Porque desea formar en nosotros personas que vivan la vida plenamente. ¡Decidamos escuchar su voz y crecer en toda circunstancia!

.

━ Popular

Rumbo al suicidio

«…yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.» (Juan 10.10b)

280 Pilato trata de liberar a Jesús

Pilato no encontraba ninguna razón para culpar a Jesús, sin embargo la gente gritaba que era culpable y que debía morir.

¿Por qué en algunas Biblias no aparece en Mateo capítulo 13, versículo 11?

Este contenido no está disponible. Haz clic aquí para ver más artículos

Predicación a los espíritus encarcelados

El Sábado Santo nos debe servir como un tiempo de preparación para vivir intensamente la fiesta de la Resurrección de Jesús porque si Él...

Los demonios ¿realmente existen?

El diablo y los demonios ¡Existen e intentan perjudicar a la gente todo el tiempo! Pero Jesús es más importante y poderoso que cualquier fuerza maligna!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí