spot_img

¿Tus palabras reflejan el amor de Dios?

Compártelo:

«…ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias.» (Efesios 5.4)

¿Tus palabras reflejan el amor de Dios?
Photo by Andre Guerra on Unsplash

Germán sabía que no era bueno decir malas palabras. Cuando era niño sus padres le habían enseñado que no hay necesidad de usar insultos para comunicarse con los demás. Pero al llegar a la adolescencia le resultaba difícil evitar decir groserías, en especial junto a su grupo de amigos del colegio.

Un día, mientras leía su Biblia, encontró el versículo del día de hoy. ¡Qué enseñanza! Y justo ese fin de semana había aprendido en la iglesia que cuando invitamos a Jesús a vivir en nuestro corazón, tenemos que permitirle que controle cada área de nuestra vida… ¡también nuestra lengua y lo que decimos con nuestros labios!

Fue entonces cuando Germán entendió que no se puede hablar con Dios y al mismo tiempo decir malas palabras. Comprendió que Jesús quiere que sus seguidores reflejemos su amor en todo lo que hacemos y decimos. ¡Estaba decidido! ¡Adiós a las malas palabras!

Al principio no fue nada fácil. Su lengua estaba tan acostumbrada a tratar a los demás con ciertas expresiones que costaba dejar de decirlas. Pero poco a poco logró cambiar su vocabulario y no ofender más a Dios con sus palabras.

¿Cómo logró Germán la victoria? Le pidió a Dios que lo ayudara e hizo todo de su parte para reemplazar las malas palabras por palabras buenas. Cuando quería decir algo inapropiado, enseguida buscaba otra expresión y lograba vencer.

¡Es imposible decir malas palabras y bendecir a Dios con nuestra manera de hablar!

Sumérgete: Empecemos a cambiar nuestra forma de hablar de modo que refleje el amor de Dios. Antes de decir algo que pueda ofender a Dios y a los demás pensemos por unos segundos y digamos expresiones buenas. ¡Con la ayuda de Dios será posible triunfar!

.

━ Popular

102 El rey abatido

Después de las malas decisiones que el rey había tomado, Natán le contó una historia sobre un hombre rico y un hombre pobre.

64 En la frontera de la tierra prometida

Hay milagros que ocurren en silencio y otros que están a la vista de todos. Hoy descubriremos qué sucedió con los espías que fueron a conocer Jericó.

¡Adiós tristeza!

«El corazón alegre constituye buen remedio; mas el espíritu triste seca los huesos.» (Proverbios 17.22) ¡Cuántas cosas pueden entristecernos! Una amistad que se quiebra, problemas...

Dr. Juan Stam: La partida de un teólogo del camino

El gran teólogo, Dr. Juan Stam, cambió de morada el pasado sábado 17 de octubre. Su partida nos deja grandes enseñanazas y gran vacío.

195 Cuatro hombres en el techo

Tienes un par de amigos que escuchan sobre Jesús y deciden arriesgarse y llevarte a él para pedir un milagro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí